Abdullah, en su partido con el Cádiz CF esta temporada en Vallecas.
Abdullah, en su partido con el Cádiz CF esta temporada en Vallecas.
CÁDIZ CF

Sistema anquilosado

El Cádiz CF, en su reforma de la plantilla, debería optar por jugadores de condiciones más versátiles y que ofrezcan variantes
Por  18:17 h.

Superados los sobresaltos y las intensas emociones que deparó la temporada recién concluida, y repuestos ya del espeso sabor agridulce que su balance arrojó, llega por fin el momento de cerrar capítulo y de mirar con ilusión el inmediato camino que se avecina.

Tras padecer durante tantos años consecutivos la ciénaga ominosa de la Segunda B, el curso plácido de estas dos campañas en la división de plata constituye un motivo indudable de alegría para la sufrida afición amarilla. Fiel a un estilo de juego determinado, con el que se extrajo el máximo rendimiento posible a una plantilla con evidentes limitaciones, se alcanzó el ansiado ascenso al fútbol profesional y, lo que ha de valorarse en su justa medida por la dificultad que entraña, se consiguió consolidar al equipo en la nueva categoría. Y hasta se merodeó la gloria, pues fueron muchas las jornadas en las que se vivió instalados en la cima clasificatoria. Pero ello no constituye óbice para dejar de reconocer que un halo de preocupación se ha instalado en la grada, pues el fúbol desarrollado y los puntos obtenidos durante la segunda vuelta han sido verdaderamente paupérrimos.

Balance de resultados en clara pendiente que convirtió al Cádiz CF en uno de los peores equipos de los últimos meses de competición. Esa forma tan cicatera, pero a la vez tan práctica, de concebir el juego, que tantos éxitos nos reportara en su momento, parecía a final de temporada un estilo periclitado y fácil de contrarrestar por los rivales. Incluso daba la sensación, en ocasiones, de que el equipo fuera rehén de su propia obcecación en no jugar a otra cosa que no se hallara en los angostos renglones de su programa preestablecido.

Por eso, ahora que tal vez perdamos lo que tanto nos caracterizó, que es la velocidad endiablada en las bandas, y que sea necesario rehacer la plantilla desde la línea de medios a la delantera, bueno sería que se optara por contar con jugadores de condiciones más versátiles y que ofrezcan variantes a un sistema que ya parece anquilosado.