Óscar Arias habla por teléfono en El Rosal.
Óscar Arias habla por teléfono en El Rosal.
CÁDIZ CF

Objetivos

Veremos qué equipo configura el Cádiz CF de cara a la próxima temporada
Por  11:52 h.

Más de tres semanas después de la conclusión de la temporada, aún permanece envuelta la afición en un ambiguo, extraño y espeso sabor agridulce. Tras transitar con holgura y desahogo durante largos meses de competición, cuando todo parecía indicar que esta vez se iba a conseguir, por fin, el objetivo, de nuevo se viene a tropezar con la misma piedra acechante y traicionera, apostada como siempre al final del camino.

Se rozó la gloria pero nos volvimos a detener en las mismas puertas del cielo. Abocados, con minuciosa precisión, a la suma exacta de 64 puntos a la conclusión de cada una de las tres campañas en Segunda, parece que fuera éste un listón imposible superar. Una cifra que permitió la disputa de las eliminatorias de ascenso el primer año, pero que no ha sido suficiente para acceder a éstas en los dos posteriores.

Una puntuación más que notable, si nos acordamos de la prolongada ciénaga de donde venimos y de que la meta principal no ha de ser otra que la permanencia. Pero las ocasiones deben aprovecharse cuando se presentan y el Cádiz CF ha desperdiciado tres oportunidades clamorosas de dar el superlativo salto deseado.

Y la experiencia dicta también que la exhaustiva confección de una plantilla para conseguir este salto, no garantiza, ni mucho menos, su consecución. Lo cual no constituye óbice para que desde el club se hable abiertamente de ascenso y que se marque éste como objetivo a alcanzar. Veremos qué equipo se configura y el nivel que ofrecen las nuevas incorporaciones, verdadero termómetro que señalará el horizonte de las reales aspiraciones.

Por lo pronto, ya sabemos que Álvaro Cervera continuará al mando del equipo, por lo que los futbolistas que vengan a estrenar la elástica amarilla deberían cumplir con los requisitos que su nuevo míster les va a exigir. Que se afine bien este respecto, sobre todo en lo que se refiere a la elección de los laterales, verdadero quebradero de cabeza en las campañas precedentes, a ver si de una vez responden a lo requerido y son del agrado de míster.