Salvi es titular en este inicio de la temporada.
Salvi es titular en este inicio de la temporada.
CÁDIZ CF

Margen de mejora

El Cádiz CF permanece absolutamente fiel al estilo que lo ha caracterizado estas últimas temporadas
Por  16:11 h.

Con la seguridad y confianza que otorgan los seis puntos conseguidos en las dos primeras jornadas, cualquier apreciación o debilidad que se sugiera sobre la conformación de la plantilla quedará siempre mitigada en su importancia y desprovista del acuciante carácter de la urgencia. Pero la tranquilidad de verse sobre la cúspide clasificatoria en estos albores competitivos no debe ocultar la necesidad de una mejora tanto en el rendimiento del conjunto como de los elementos que lo configuran.

Las dos victorias han sido obtenidas ante sendos recién ascendidos, que han contado con un jugador menos durante la mayor parte del partido. Argumentos que, sin servir de atenuantes, sí exponen una parte sustancial de la realidad que no debemos obviar. Según lo apreciado en estos encuentros, el equipo sigue asentando su seguridad en un sobrio proceder defensivo, donde los centrales se muestran solventes y expeditivos. De los cinco con que cuenta el plantel, Sergio Sánchez ha quedado relegado este año a la última opción. Tal vez motivado por la forma de defender por anticipación que caracteriza al veterano jugador, nada del gusto, al parecer, del entrenador.

En el centro del campo, el binomio Garrido-Bodiger aporta estabilidad, corte y contundencia en el juego aéreo. Pero la fluidez de la circulación del balón con ambos sobre el césped se manifiesta espesa y trompicada. De nada sirve robar los balones en la zona central si éstos se pierden de inmediato en la primera o segunda combinación que se intenta. De hecho, tanto en Carranza como en Anduva, las riendas del juego recayeron en el tramo final sobre Álex y José Mari.

El Cádiz CF permanece absolutamente fiel al estilo que lo ha caracterizado estas últimas temporadas, como se ha podido comprobar en las jugadas propiciatorias de los goles anotados frente al Mirandés: escapada en profundidad por la banda y centro al corazón del área. Un estilo que ha dado felices resultados, que Álvaro Cervera desea insistir en él pero carece de los elementos apropiados para su ejecución. Pues, en incomprensible planificación, salvo Salvi, no cuenta con verdaderos extremos en la plantilla.