El Cádiz CF ganó en Las Palmas de Gran Canaria.
El Cádiz CF ganó en Las Palmas de Gran Canaria.
CÁDIZ CF

Luces y sombras

El Cádiz CF nos sorprende esta temporada con inesperados vaivenes en su comportamiento sobre el campo
Por  15:56 h.

A estas alturas calientes de la temporada, cuando todos los equipos mantienen aún encendidas la llama viva de sus respectivas aspiraciones y cada punto conseguido exige un esfuerzo reiterado y mayúsculo, el Cádiz CF nos sorprende con extremos, con inesperados vaivenes en su comportamiento sobre el campo.

Un conjunto tan poco dado a excesos atacantes, a zafarranchos arrebatados ni a contumacias ofensivas, batía en su enfrentamiento ante el Zaragoza su sorprendente récord de disparos a puerta realizados. Seis días después, como si de una enloquecida montaña rusa se tratase, recibía en Las Palmas la friolera de 26 lanzamientos a portería y, en plena avalancha insular, se vio obligado a ceder la elevada cifra de 16 córners al rival.

Luces y sombras, desconcertantes claroscuros en el rendimiento que se deslizan peligrosamente por la funámbula línea de lo imprevisible y descontrolado. Y, curiosa paradoja del fútbol, en el Carranza sólo se pudo obtener un empate y fue en el Nuevo Insular donde se ganó. Veleidades, a veces incomprensibles, de este deporte que no deberían arrojar al olvido los muchos minutos en que sufrimos el asedio pertinaz de las huestes canarias, ahogados en la propia parcela y sin capacidad para robar y salir al contragolpe. Inquietante circunstancia, de la que bien se haría en extraer las lecciones pertinentes y las enmiendas adecuadas para que no vuelva a suceder. Pues no siempre sonreirá la suerte en situaciones tan delicadas.

Llamó la atención que el período de mayor zozobra cadista coincidiera con la presencia en el terreno de la dupla usual y compensada de mediocentros, Edu Ramos y José Mari, una vez que se retirara el segundo delantero, ‘Choco’ Lozano, y que Álex Fernández retomara su posición habitual en la mediapunta. No resultó negativa la experiencia de los dos puntas en vanguardia, por lo que cabe esperar que se repita el esquema, sobre todo ahora que contamos con un renovado póquer de delanteros en plantilla, de cualidades diferentes y complementarias. Posibles alternativas que, sobre la base inalterable del equilibrio y el esfuerzo, habrán de manejarse en las jornadas cruciales que esperan.