El Cádiz CF, en puestos peligrosos.
El Cádiz CF, en puestos peligrosos.
CÁDIZ CF

Desconcertante

El Cádiz CF ha de concretar, asumir y desarrollar una idea definida sobre el rectángulo de juego
Por  13:21 h.

Casi un año después, los aficionados volvían a salir el pasado domingo del Ramón de Carranza cabizbajos y ensimismados, invadidos por ese rictus amargo que provoca la derrota. Decepcionada muchedumbre amarilla que acababa de contemplar cómo su equipo se mostraba impotente para superar a un contrario mucho más compacto en el juego y mejor situado sobre el campo.

Salvo los primeros 15 minutos del partido, en los que el Cádiz CF asumió la iniciativa y a punto estuvo de adelantarse en el marcador, y el arrebatado empuje con el que afrontó el duelo durante los albores de la reanudación, que pronto se diluiría, los locales se vieron superados por un rival que, a base de certeras combinaciones y exhaustiva organización, consiguió anestesiarlo por completo y hasta maniatarlo en todos sus intentos de ataque.

Cambiantes episodios del encuentro, altibajos de rendimiento en el mismo partido, que trasuntan un vivo reflejo de lo que viene sucediendo esta temporada, en la que el mismo equipo es capaz de ofrecer un juego convincente y ofensivo, como el advertido en Albacete, o de mostrar una imagen de impotencia y descoordinación, como la observada en los restantes compromisos de visitante.

A veces da la impresión de que los jugadores hubiesen perdido la fe en un sistema de juego, que tan generoso fruto otorgara en su momento, pero al que ya se advierten alarmantes síntomas de caducidad. Parece, incluso, que el equipo se debatiera sobre la hierba acerca de si soltarse en la sorpresa de arriesgados movimientos de ataque o si permanecer encorsetados, sin perder la posición, y fiarlo todo hacia delante a escasas y previsibles jugadas ofensivas. Esta latente disyuntiva explicaría las dicotómicas  y desconcertantes caras que el mismo equipo es capaz de ofrecer. Bien sea mediante un retorno al más genuino estilo que impusiera Cervera, con la consiguiente renuncia a determinadas alegrías en pos de una reconfortable seguridad, o bien sea con un novedoso sistema de despliegues y desmarques que asuma riesgos en defensa, lo cierto es que el Cádiz CF ha de concretar, asumir y desarrollar una idea definida sobre el campo.