Manu Vallejo está siendo de lo mejor del equipo.
Manu Vallejo está siendo de lo mejor del equipo.
Cádiz CF

De manual

Los laterales de este nuevo Cádiz CF deben aprender bien cómo contentar a su entrenador
Por  20:09 h.

De manera un tanto irregular y no exenta de cierta dosis de preocupación, ha comenzado el Cádiz CF su andadura en esta campaña recién estrenada. A la ya conocida dificultad, ya acreditada con creces la temporada anterior, de crear ocasiones de peligro y de concretar en gol las pocas que se generan, se ha venido a añadir, en estos albores de la presente, una peligrosa debilidad defensiva en la que los fallos individuales y los desajustes puntuales se han convertido en frecuentes.

Para un equipo organizado para ceder el balón al rival y que basa gran parte de sus opciones en la disciplina de una presión coordinada, este tipo de errores que viene cometiendo lo convierten en un conjunto peligrosamente vulnerable. Máxime cuando en su vanguardia, al margen del fructífero trabajo de brega aportado por Mario Barco, sólo los zarpazos, los verticales arrebatos de Manu Vallejo han supuesto quebraderos de cabeza para los contrarios.

Mientras en el centro del campo, el óptimo estado de forma demostrado hasta ahora por Álex Fernández, lo erigen en el auténtico baluarte de esta parcela. Mención aparte merece el ya escabroso asunto de los laterales. Teníamos a Carpio, titular indiscutible y hasta renovado, pero llegó un día en que perdió la confianza del míster y quedó condenado al ostracismo. Contábamos como sustituto con Rober Correa, pero un fallo cometido en el último minuto frente al Oviedo sentenció su inmediata salida del equipo. Teníamos a dos buenos laterales izquierdos, Lucas Bijker y Brian Oliván, dotados de condiciones para disputarse entre ambos la titularidad, pero, de manera consecutiva y sorprendente, Cervera los relegó a la grada y dejó de contar con ellos.

Llegado a este punto, se han incorporado al plantel dos jóvenes laterales procedentes del Sevilla Atlético, cuyo grado de bisoñez demostrado los sitúan muy lejos del tipo de jugadores que el Cádiz CF necesita. Tal vez sea necesario que ambos revisen y aprendan del “Manual del buen lateral”que su entrenador ha de inculcarles en los entrenamientos. Un manual singularísimo y específico que deben dominar, si no quieren seguir el camino de sus predecesores.