Jairo completó un gran encuentro ante el Elche.
Jairo completó un gran encuentro ante el Elche.
CÁDIZ CF

Birlibirloque

Ante el Elche pasó el Cádiz CF de la preocupación a la euforia y de la inquietud a la alegría
Por  18:00 h.

De la preocupación a la euforia, de la inquietud a la alegría, del severo ceño fruncido a la sonrisa relajada, de la zozobra a la calma. Así padeció, primero, y disfrutó, después, la estupefacta hinchada cadista el sorprendente duelo matinal que le deparó su equipo el pasado domingo. Preclara manifestación del carácter voluble, imprevisible y aleatorio que define y hace grande a este deporte universal, que es el fútbol.

De una primera parte de impotencias y congojas, en la que a penas se pisó el área contraria y en la que ni siquiera se disparó a puerta, se pasaba, como por arte de birlibirloque, al tiralíneas exquisito, a la frescura desenvuelta, a la precisión letal ante el marco. Cambio radical, que se vio subrayado por el viento a favor de los goles sucesivos, pero en el que se debe atribuir a Álvaro Cervera una parte fundamental de su motor. Pues la osadía y el carácter valiente de las sustituciones que decidió durante el descanso, condujeron claramente a tan inesperada reacción.

Dio entrada a Lekic, que se rebelaría inspiradísimo y determinante en el transcurrir del choque, para fijar a los centrales rivales, que con tanta comodidad habían jugado hasta entonces, e introdujo también a Salvi, cuya portentosa actuación nos haría recordar las mejores tardes del sanluqueño, con la idea de abrir el campo y buscar nuevas vías de penetración.

Pero lo intrépido de la decisión, lo verdaderamente sorprendente consistió en que para ello no dudara en retirar del campo a Álex Fernández, baluarte del centro del campo y jugador que mayor rendimiento ha ofrecido en lo que llevamos de campaña. Salió bien la apuesta y, no sólo se le dio la vuelta al marcador, sino que la afición pudo disfrutar con una de esas goleadas que siempre quedan en el recuerdo y en la heroica anécdota de las estadísticas.

Contundente victoria que nos otorga un respiro en la clasificación y que ha de servir para afrontar los futuros compromisos con mayor dosis de confianza y de fe en la potencialidad de esta plantilla.