Álvaro Cervera, durante un entrenamiento.
Álvaro Cervera, durante un entrenamiento.
CÁDIZ CF

Al dictado de la experiencia

La afición asume que en este Cádiz CF no caben cambios de estilos, tan sólo espera que lime sus imperfecciones y ofrezca las variantes que la propia competición exige
Por  13:12 h.

A falta de poco más de dos semanas para inaugurar una nueva competición liguera, el Cadiz CF afina su preparación, al tiempo que intenta configurar una plantilla compensada y competitiva. Pues arduas son las lides que le aguardan y largo y exigente el camino que se habrá de recorrer.

Para afrontar la cuarta campaña consecutiva en esta apasionante división de plata, bien se haría en asumir todo lo que ha dictado la experiencia durante estos tres años anteriores, en los que uno se coronó con la Fase de Ascenso, en dos nos quedamos a las puertas y en todos acabamos la temporada con la miel en los labios.

Agridulce sensación, corolario de un balance que satisface por lo conseguido pero que añora la gloria que, en última instancia, se escapó de las manos. Sin olvidar que fue durante los meses de noviembre y diciembre de cada calendario cuando el equipo aglutinó el cúmulo de puntos necesarios para transitar con holgura el resto de competición liguera. Pero, al mismo tiempo, no podemos olvidar que los números obtenidos en los dos últimos meses situarían a los amarillos en zozobrantes posiciones de descenso. Por lo que bien se haría en analizar los motivos que generaron ese repetido derrumbamiento competitivo de finales de temporada para que no volvamos a padecer un episodio semejante.

Entre tanto, seguimos a la búsqueda de ese delantero referente y goleador que tanto se echa en falta y esperamos la incorporación de nuevos extremos atrevidos y veloces, tan necesarios para el tipo de fútbol que gusta desplegar a Cervera. Y a ver si se acierta de una vez con los laterales, motivo reiterado de incomprensibles situaciones, que sean capaces de cumplir el desempeño exigido y adquieran por fin el total beneplácito del míster.

La afición asume que en este Cádiz CF no caben cambios de estilos ni distinta manera de afrontar los partidos, pues hasta aquí nos ha traído un sistema al que tanto debemos y al que hay que respetar. Tan sólo espera que lime sus imperfecciones y ofrezca las variantes que la propia competición exige.