Saturday, otro canterano que volvió a cuajar en el primer equipo.
Saturday, otro canterano que volvió a cuajar en el primer equipo.
Cádiz CF

A seguir en lo que estábamos

'Por muchos titulares que diga de que somos campeón de invierno, de momento no somos nada'
Por  19:01 h.

Salvado el trámite de la Copa del Rey, esa competición histórica y que se respeta tanto a sí misma que cada cierto número de años cambia de formato según el antojo del presidente de turno o de los clubes con tirón (digasmoló así), toca seguir en lo que estábamos. La Liga, el Numancia y descansar.

La Copa debe servir para lo que debe servir. Para dar minutos como se le ha dado a jugadores y para ir viendo como responden canteranos, como es el caso de Saturday. Vale que el Lealtad apenas creó peligro, pero su tranquilidad mostrada cuando el balón estaba en sus inmediaciones o sacando la pelota supongo que Cervera lo tendrá en cuenta para el futuro. Igual puede que no sorprenda que en el mercado invernal no haga falta reforzar esa posición. Todo se verá.

Pero como decía, hay que seguir en lo que estábamos. Y en lo que estamos es en el sábado con el Numancia. En seguir sumando de tres en tres en Carranza. En seguir apretando los dientes equipo y afición para sacar adelante cada partido como si fuera el último. Porque lo de ser campeón de invierno no deja de ser anecdótico, pero lo que importa es seguir mandando jornada a jornada ese mensaje que mine a los adversarios viendo que el equipo no afloja y que sigue en lo más alto.

Tuve un profesor de filosofía que decía que el 10 era para Dios, el 9 para Platón, el 8 para él y los alumnos solo aspirábamos al 7. Pues eso. Hay que mandar a los rivales el mensaje de que el 1 este año es para el Cádiz CF y que los demás, a pelear del 2 hacia abajo. Y eso se manda ganando en Carranza este sábado y sobre todo, la primera jornada del nuevo año. Ganando y escuchando un: “pues esta gente siguen igual. Qué le vamos a hacer”.

Por todo eso, yo que soy un eterno angustiado con el Cádiz CF, de los que disfruta la victoria durante cinco minutos y ya empieza a pensar en el siguiente, hay que ganar el sábado al Numancia. Y para eso, hay que seguir remando juntos equipo y afición. Hay que seguir celebrando un corte defensivo como si fuera la última pelota de partido o jaleando un córner como si fuera una ocasión clamorosa de gol. Porque si en la camiseta de Cervera pone que La Lucha No Se Negocia y a todos nos gusta, hay que llevarlo a la práctica.

Luego, a partir del sábado a descansar y sanear la mente hasta nueva batalla futbolística. Que los lesionados se recuperen y a seguir en lo que estábamos. Mandando en la Liga. Y yo, ya me agobiaré a partir de las 11 del sábado pensando en la siguiente jornada sin disfrutar de lo hecho hasta ahora, porque a fin de cuentas, por muchos titulares que pongamos de que somos campeón de invierno, de momento no somos nada. Hay que seguir.