El entrenador de porteros Lolo Bocardo, con Cervera.
El entrenador de porteros Lolo Bocardo, con Cervera.
CÁDIZ CF

No sean japoneses

La Lucha No Se Negocia del Cádiz CF de Cervera se convirtió en un estilo, una clave, diferente a la de aquella España de Luis Aragonés, pero, hasta el momento, efectiva
Por  10:19 h.

«Usted no es japonés, usted me entiende lo que le digo». Según recordó Xavi, eso le decía Luis Aragonés cuando lo tenía en la selección española y le dio el mando en el centro del campo. «Saber a lo que queremos jugar, esa es la clave», le repetía El Sabio de Hortaleza en las innumerables charlas de fútbol que tenían en las concentraciones.

Esto empieza esta semana y toca más que nunca no ser japoneses. El Cádiz CF se ha caracterizado por un estilo durante toda la liga. Cervera tocó la tecla clave para que sus jugadores supieran a lo que querían jugar. Y lo que es mejor, todos creyeran. La Lucha No Se Negocia se convirtió en un estilo, una clave, diferente a la de aquella España de Luis, pero, hasta el momento, efectiva.

Toca seguir creyendo y creciendo en cada partido. Porque como también decía Luis, lo importante es estar en «la pomada» en los últimos diez partidos. Y el Cádiz CF está en la pomada. Vaya si lo está. Cerca del tapón que lo haga salir hacia la división de honor. Pero todo eso hay que seguir conquistándolo en el terreno de juego. Toca ganar al Rayo el próximo domingo. Mandar el mensaje de: «Aquí seguimos, con nuestra LLNSN hasta el final». Toca crecer y mandar, no dar tregua a los perseguidores.

El equipo en ocasiones no ha sabido adaptarse a las dificultades sobrevenidas en algunos partidos esta temporada. No ha sabido sobreponerse expulsiones, goles encajados o decisiones arbitrales adversas. Todo parte del juego que debe controlar. Igual que parte del juego ahora va a ser el vacío del entorno, llenado con sonido de ‘Play Station’. Nuevas circunstancias, mismo juego, mismas reglas, mismo objetivo y misma ilusión. Lo nuevo no debe distraer al lo mismo.

Toca a Cervera recordar a sus jugadores que no son japoneses, que entienden lo que les dice, que lo entendían antes y que sigue siendo lo mismo. Y a los jugadores les toca poner en práctica sobre el césped lo que el comandante Cervera quiere de ellos. Llegados a este punto, y estando en «la pomada», no vale hacer «el jeta», que diría el viejo Aragonés. Y a nosotros….. a nosotros nos toca sufrir detrás de la pantalla. Es lo que hay.