Los jugadores celebran el triunfo con la afición en el Carranza.
Los jugadores celebran el triunfo con la afición en el Carranza.
CÁDIZ CF

No duden, viene una final

Carranza debe ser un jugador más en esta recta final del campeonato
Por  15:56 h.

El derrotismo se abre paso. El derrotista creía que cada domingo en el Carranza estaba viendo al Liverpool que siempre gana. No acepta que la Segunda es una categoría complicada y que se puede perder. Es más, se debe perder para seguir creciendo. Ve al Zaragoza a un punto y entra la zozobra. Pero el rival no es el Zaragoza, los rivales son, además del propio Cádiz CF y recuperar los resultados, el Almería y el Huesca. Por eso no duden, no traigan fantasmas ahora, porque este fin de semana viene una final contra el Almería.

No es cuestión de meter presión, pero es una realidad que es una de las primeras finales que nos quedan de aquí a final de temporada. Porque ganar significa distanciar a un rival directo y sumirlo, con casi toda seguridad, en una crisis institucional que puede que lo elimine definitivamente. Por tanto, es hora de estar a la altura de las circunstancias, el equipo y la afición.

Se ha perdido terreno, pero era algo lógico. Ninguno de los equipos que ha ascendido se ha paseado en esta categoría. Todos han pasado baches. Por eso, es hora de que el equipo recupere la senda, dé la talla en un partido importantísimo y de que la afición aparque las dudas, los debates que tanto gustan a los parroquianos futbolísticos. Ya habrá tiempo para ello.

Es hora de arropar a Cifuentes, de empujar a la defensa, de alentar a un centro del campo en el que no estará el imprescindible José Mari, de dar suerte a los delanteros para que vean puerta y, por qué no, de meter presión desde el minuto uno para que el colegiado de turno perciba que está pitando en una caldera y se equivoque lo menos posible.

Quedan pocos partidos en casa y no podemos ir como el que va al cine a ver qué película toca ese día. Carranza debe ser un jugador más. La tan manida frase de ser una de las mejores aficiones de España tiene que mostrarse ahora. Luego el juego dictará, pero al menos, que el equipo note el empuje y que el rival note la presión. El ascenso pasa ineludiblemente por Carranza y ahí jugamos todos.

No es hora de dudas y de debates. Y no duden de los jugadores. No conozco a ningún profesional que no quiera ganar. Empujemos y apoyemos porque el partido que viene es complicado y aunque esto es cosa de que la pelotita entre, y la pelotita quien la mueve son los jugadores, es un proyecto de todos porque todos queremos llegar al final a la misma fiesta.