Álvaro Cervera, entrenador del Cádiz CF.
Álvaro Cervera, entrenador del Cádiz CF.
CÁDIZ CF

Cervera, el encabronador

El entrenador del Cádiz CF encabrona a los milongueros del 'jogo bonito' y la pregunta es: ¿la posesión cuántos goles mete?
Por  16:35 h.

Cervera encabrona a los milongueros del ‘jogo bonito’. La prueba es que empiezan a salir ya estadísticas de la posesión de balón. De que el líder es el que menos posesión de balón tiene de toda la categoría. De que los rivales son sometidos a la tiranía del sistema defensivo del Cádiz CF y cada partido se juega a lo que quieren los de amarillo. De que solo tirando tres veces a puerta le vale para ganar el partido. Y la pregunta es: ¿la posesión cuántos goles mete?

Si, es verdad que el tiempo que tú tienes la pelota no la tiene el rival y por tanto no te crean peligro, lo dijo Perogrullo ya en su momento. Pero, para un equipo tan ordenado como es el Cádiz CF, tan solidario y con esa capacidad de sacrificio, ¿qué es el peligro concretamente? ¿Que la pelota sea del rival? Los dos últimos equipos que han pasado por Carranza (Las Palmas y Huesca) tenían un exquisito trato de balón (como le gusta decir a los cursis), una posesión abrumadora, una fluidez en la circulación de balón de vértigo, pero ¿alguien recuerda alguna intervención salvadora de Cifuentes? Merodeaban el área y a la hora de tirar a puerta había un amarillo que se cruzaba y bloqueaba el tiro, una pierna cadista que desviaba la trayectoria, una posición forzada que obligaba a elegir mal el último pase o el tiro……

Puede haber muchas formas de jugar al fútbol, pero al final gana el que mete la pelotita en la portería contraria más veces, aunque sea una nada más. Y por ahora al Cádiz CF de Cervera le sale. Le sale porque cree en lo que hace, porque ese fútbol ya le ha dado éxitos desde que cogiera a un equipo más muerto que vivo en las puertas de una promoción de Segunda B donde había en juego algo más que un simple ascenso, casi una supervivencia de club.

El fútbol de Cervera aburre, pueden escuchar. No se equivoquen, aburre más ir a Carranza cada dos fines de semana y no ganar. Eso sí que es aburrido y tedioso. El fútbol de Cervera puede encabronar a los amantes de la posesión y el ‘jogo bonito’, pero es fútbol, guste más o menos. Los molestos defenderán la posesión como el maná del fútbol, como la perfección de un deporte colectivo que se juega con asociación entre los jugadores (lo que cuando el Celta de Víctor Fernández llamaron fútbol asociativo porque todavía no había llegado el lumbreras que dijo lo del ‘jogo bonito’).

Los molestos o encabronaditos, no serán capaces de ver los movimientos de Álex, con balón y sin balón, las pinceladas de calidad que deja cada partido Perea o la elegancia de un cruce en Fali o Cala. El Cádiz CF tiene lucha, sí, trabajo, sacrificio y solidaridad, pero también tiene calidad, porque no son once mangutas que corren y corren nada más y ganan los partidos. Jugar a la contra, esperar tu oportunidad, llevar al rival a tu terreno es tan inteligente como sobar la pelota como los mismos dioses.

De momento a mí me vale. Y mucho. Y a los jugadores también les vale. Creen en lo que hacen y los resultados avalan esa creencia. Y los que hablan de la posesión que sigan en ella. Por mí, que Cifuentes no reciba ningún gol en ningún partido aunque el contrario juegue con dos balones. Y a ser posible que todos los demás queden siempre empate. Ya puestos a pedir, vamos a hacer las cosas más fáciles.