Álvaro Cervera, durante el Lealtad-Cádiz CF de la Copa del Rey.
Álvaro Cervera, durante el Lealtad-Cádiz CF de la Copa del Rey.
Cádiz CF

Lo que nadie quería

Parece mentira que la directiva no haya querido sentarse en la mesa de negociación para ofrecer renovar ya a Álvaro Cervera
Por  19:34 h.

¿Había que llegar a esta situación? Parece mentira que, yendo el Cádiz CF líder destacadísimo de una categoría tan complicada como es la Segunda División, la directiva no haya querido sentarse en la mesa de negociación para ofrecer a Álvaro Cervera un contrato que satisfaga a sus intereses. Y eso que el entrenador es, sin duda, quien más merece después de lo que ha cambiado el equipo desde su llegada al banquillo del Carranza.

Pero nada. Ni Vizcaíno ni Óscar Arias parecen estar por la labor de dar su brazo a torcer ante un entrenador que ha situado al equipo en una situación soñada para afrontar la segunda vuelta del campeonato liguero. La sensación de que todos esperaban un batacazo para echar al técnico cobra ahora más sentido que nunca.

Ahora que Álvaro Cervera es libre para negociar con cualquier otro equipo un contrato al alza e incluso, por qué no, un banquillo de Primera División, el actual entrenador amarillo tiene ante sí otra oportunidad de oro para ganarse, aún más, a una afición que ya tiene a sus pies. Porque él quiere estar aquí, y nosotros queremos que se quede. Así que, solo se le puede pedir que aguante hasta el final.

En cualquier caso, la pelota vuelve a estar en el tejado de una directiva que muchas veces, paradójicamente, ha sido la primera en poner trabas en una parcela deportiva que funciona a las mil maravillas con una plantilla que entiende perfectamente lo que quiere el entrenador. También es el turno de ellos, de continuar demostrando que Cervera tiene que seguir si el Cádiz CF quiere que su proyecto evolucione.

Señor Vizcaíno, el tiempo se agota y el cadismo merece que Álvaro Cervera continúe siendo el referente de un equipo que va al cien por cien con los ideales de su mentor. La estabilidad es fundamental para que no se tuerza el excepcional rendimiento ofrecido en la parcela deportiva. La renovación es, por tanto, esencial para seguir soñando con Primera.