Cervera, durante un encuentro.
Cervera, durante un encuentro.
Cádiz CF

La excusa perfecta

Es el momento perfecto para dar un golpe encima de la mesa y renovar a Cervera
Por  12:44 h.

El confinammiento, aislamiento, cuarentena o como se quiera llamar, da para mucho. Ahora que tenemos tiempo para pensar las cosas con detenimiento y ponernos en todo tipo de tesituras ante lo que podrá pasar cuando todo esto acabe y la vida vuelva a la normalidad, a algunos nos da para imaginar situaciones que podrán darse en un futuro, dependiendo de las decisiones que se vayan tomando durante lo que parece que será al menos un mes de encierro.

A mí, entre otras muchas cosas, se me ha venido a la mente la situación del Cádiz CF en una Liga que todo apunta a que volverá a reanudarse cuando el estado de alarma cese y que se alargará en el tiempo para poder establecer a los vencedores de cada categoría de la forma más justa posible. Hasta ahí todo bien (aunque reconozco que me habría encantado ver al Cádiz CF campeón el mes que viene, sin disputar ni un solo partido más).

Pero en este escenario, la competición alcanzaría fechas lejanas y se adentraría en el mes de julio. ¿Esto qué quiere decir? Que el Cádiz CF podría terminar la Liga sin un hombre al frente del equipo porque si no recuerdo mal, nuestro querido Álvaro Cervera tiene contrato hasta el 30 de junio. Una fecha que a muchos nos inquieta y que la gran mayoría hemos pedido que se prolongue a través de una renovación lo antes posible.

Para mi parecer, si antes de toda esta situación era necesaria y casi imprescindible que el presidente y el entrenador consiguieran llegar a un acuerdo de cara a las próximas temporadas, ahora es prácticamente urgente. De hecho, Cervera ya podría estar en negociaciones con otros equipos y si esto ocurriera con la competición finalizada y con el Cádiz CF en Primera División, sería un gran palo pero habría margen para aceptarlo.

Sin embargo, si llegara el 30 de junio y el míster nos dejara a falta de algunos partidos para alcanzar el sueño de todos los cadistas, creo que sería algo muy difícil de superar y que la propia plantilla arrastraría en unos últimos encuentros que pueden que lo definan todo.

Por ello, en medio de este mar de incertidumbre en el que se encuentra sumido el deporte español, creo que es el momento perfecto para dar un golpe encima de la mesa, instaurar tranquilidad en el seno del Cádiz CF y renovar al entrenador que ha posicionado en ascenso directo durante todo el curso al equipo. No se sabe qué pasará, pero el coronavirus y la modificación de la duración del campeonato pueden suponer la excusa perfecta para prolongar la vinculación de Cervera con el amarillo.