José Ángel Carrillo disputó la recta final del encuentro en Soria.
José Ángel Carrillo disputó la recta final del encuentro en Soria.
CÁDIZ CF

La Pizarra del Numancia-Cádiz CF

El equipo de Álvaro Cervera se muestra como un bloque compacto en Los Pajaritos y consigue un valioso punto pese a jugar con diez durante más de media hora
Por  19:30 h.

‘Orden y seriedad’

Un punto de oro en un escenario complicado. Puntuar en Los Pajaritos parece que no volverá a ser sencillo esta temporada y el Cádiz CF lo logró con diez hombres durante más de media hora debido a la expulsión del goleador Kecojevic.

El equipo gaditano se mostró como un bloque compacto e implicado en su primera salida de la temporada, hizo gala de una defensa ‘numantina’ cuando fue necesario y continuó con su puesta a punto a la espera de los últimos y necesarios retoques en este cierre del mercado estival.

Ahora tocan días de incertidumbre y llegadas (y alguna que otra salida), con la siempre apasionante cita ante el Oviedo en el horizonte.

1. Mucho ímpetu y compromiso, poco juego

Que cada punto en LaLiga 123 cuesta sangre, sudor y lágrimas es una realidad que se constata en cada encuentro de esta categoría, y la cita de Soria fue un ejemplo más. En Los Pajaritos tuvo el Cádiz CF que demostrar su orden, seriedad y carácter para poder puntuar.

Pese a que Helenio Herrera dijese en su día lo contrario, jugar con uno menos durante más de media hora no es una ventaja. Al equipo de Álvaro Cervera le tocó vivirlo en sus carnes en Soria debido a la expulsión de Kecojevic por roja directa en el 57′. Fue entonces cuando hubo que hacer un esfuerzo añadido para tapar esos huecos que lógicamente podían aparecer ante un Numancia que tocaba el esférico con buen gusto.

No es menos cierto que durante el partido, y eso que el Cádiz CF jamás perdió la cara del choque, los amarillos no dieron muestras de un juego vistoso. Al fin y al cabo, jugar bien no es el primer mandamiento y menos en esta categoría. Primero está conseguir el objetivo y este equipo ya tiene cuatro puntos de seis posibles.

2. Un seguro de vida

El Cádiz CF cuenta esta temporada con un seguro de vida. Ahora no hablamos de Cifuentes, siempre presente tal y como volvió a demostrar ante el Numancia tras sacar junto a la cepa del poste un cabezazo de Guillermo que llevaba marchamo de gol, el protagonista es Ager Aketxe.

Con el futbolista vasco tiene el Cádiz CF a su favor un factor que desea cualquier equipo de LaLiga 123: el balón parado. Ahí Aketxe es único y lo demuestra siempre que tiene oportunidad. En Los Pajaritos volvió a ocurrir con un medido saque de esquina que Kecojevic mandó al fondo de la red con un testarazo impecable.

No hay que negar que el de Romo no participa en el juego con asiduidad, pero tenerlo sobre el terreno de juego es una garantía plena. Cualquier jugada a balón parado a favor del Cádiz CF es una ocasión clara de peligro. Y eso es de agradecer porque dará muchos puntos en una competición tan larga y disputada.

Su entrenador no tenía ninguna duda de ello a la finalización del encuentro liguero en Soria: «Hemos empatado a balón parado y ahí este año somos mejores».

3. Arriba faltan complementos

El Cádiz CF ya no dispone de Álvaro García, uno de sus grandes emblemas durante los últimos años, pero la vida sigue. Ningún jugador es (o debe ser) más importante que un club. En su lugar están Juan Hernández y Manu Vallejo, una joven promesa que, si nada se tuerce, va camino de dar muchas alegrías al cadismo por sus condiciones y desparpajo. Además, Salvi (si finalmente no se va) y Agra aportan desde la derecha, mientras que Aketxe, Perea e incluso Álex llegan desde la mediapunta. Sin embargo, la punta de lanza necesita algo más.

Mario Barco es a día de hoy el delantero centro de un Cádiz CF con poco gol. Salvo que se demuestre lo contrario, ni el navarro ni Carrillo (y por ahora tampoco Dani Romera) tienen unas cifras espectaculares en este sentido. Los dos primeros son arietes que se sacrifican por el equipo y se dejan la piel en cada jugada del encuentro, mientras que el almeriense va menos al choque y puede ser más intuitivo. Pero falta gol y es una realidad.

Cierto es que el mercado se aproxima a su cierre y que en esta semana habrá que hilar muy fino para que llegue ese punta deseado por todos. Sobre todo porque la pólvora se paga muy cara. Cordero tiene una difícil papeleta, aunque él está acostumbrado a los grandes retos. Si consigue traer al deseado delantero, el Cádiz CF dará un salto cualitativo.