Lugo y Cádiz CF, aunque en cruces diferentes, están en esta ronda de la Copa del Rey.
Lugo y Cádiz CF, aunque en cruces diferentes, están en esta ronda de la Copa del Rey.
Cádiz CF

La pizarra del Lugo-Cádiz CF: La versatilidad es un hecho

Victoria trabajada de un equipo que está hecho para mucho más que robar y salir a la contra
Por  15:41 h.

Pocos podían imaginar que después de los primeros diez minutos que jugó el Cádiz CF en Lugo, el resultado final recogiese la segunda victoria en Liga de los hombres de Cervera. Y es que el comienzo del encuentro del once gaditano fue realmente lamentable. Apenas habían pasado siete minutos cuando el conjunto gallego ya se había acercado dos veces al área de Cifuentes hasta que en el minuto diez a la tercera fue la vencida.

Solo la aparición de Manu Vallejo hizo cambiar el decorado. Eso sí, en cuanto el Cádiz CF se enganchó al encuentro ya no se soltó. Poco a poco, toda esa intensidad de la que había carecido en los primeros compases del encuentro fue apareciendo hasta el punto de que los de Cervera, ya en la segunda mitad, hicieron más que méritos suficientes para poder haber ganado por más de un gol de renta.

1. Contención más que alegría

En el once de Cervera hubo dos novedades obligadas respecto al que sacó una semana antes frente al Sporting de Carranza. A la baja por lesión de Kecojevic, el técnico cadista respondió con Marcos Mauro, mientras que al sancionado José María lo sustituyó por Edu Ramos.

Había dudas en las quinielas por qué hombre haría la veces del roteño, pero en este punto Cervera lo tiene claro dado la alegría que ha comenzado a dar al ataque con las liberaciones que da a Jairo, Manu Vallejo y Akexte. Por tanto, su triple pivote lo quiere con responsabilidad y olfato defensivo. De ahí la vuelta a la medular malagueño en detrimento de un Karim Azamoum que ofrece algo más de anarquía y desparpajo. Por tanto, todo indica que a menos que el Cádiz CF comience a ganar partidos y se instale por inercia en la senda de la victoria la aparición del mediocentro deberá esperar hasta que no se termine de salir del fango.

2. Libertad de movimientos para Aketxe

Con el paso de las jornadas, Ager Aketxe aparece igual por la banda que por el campo propio. Y siempre, siempre, siempre pidiendo el balón para organizar el ataque. Junto al madrileño Álex Fernández es el jugador de los de arriba que más veces entra en contacto con la pelota. Aunque muchas veces aparece muy lejos de la portería contraria, lo cierto es que al equipo le favorece la presencia ubicua del vasco y su sociedad con Ález porque rara vez se le ve a este Cádiz CF de Cervera con posiciones largas de balón. Y gusta verlo.

El trabajo que realiza Akexte debe gustarle al técnico, que dio descanso al vasco a veinte del final para meter a un Alberto Perea que salía con la misma función de distribuir el juego. Con este tipo de jugadores y con la confirmación de la verticalidad y movilidad en la punta del ataque de Manu Vallejo, Cervera da razones suficientes a esos que pensaban que este equiopo está hecho para más allá de robar y salir a la contra. Algo que, por otro lado, no ha perdido como el segundo gol indica.

3. Paso adelante del Lugo bien aprovechado

Tardó una eternidad en hacer los cambios Cervera y sus argumentos tenía. Le gustaba lo que estaba viendo y veía como para colmo el Lugo, agitado por su propia afición que pedía más mordiente, daba unos pasos hacia delante en la búsqueda del gol de la victoria. Pero en muchas ocasiones, adelantar posiciones no significa mayor dominio y el partido de este sábado en Lugo es buena prueba de ello.

Los hombres de Cervera supieron leer bien el encuentro y en ningún momento les entró la bulla. Bien organizados y con un ataque enchufado con Manu Vallejo y un Jairo, que intercambiaba la banda con Aketxe, inspirados las ocasiones a la contra comenzaron a llegar. Así fue como con un robo de balón llegó el segundo tras una contra de libro muy bien llevada por Álex y Manu Vallejo y rematada por Jairo.