Cádiz CF

Zaragoza-Cádiz CF (0-1) Noviembre los deja en la nube

Un gol de Lekic da la sexta victoria consecutiva a un Cádiz CF que se mete en 'play off'

Por  23:25 h.
Zaragoza
0
Cádiz
1
Zaragoza: Cristian, Alberto Benito, Delmás, Bruno Perone, Nieto, Aguirre (Raúl Guti, 64'), Pep Biel, Eguaras, James (Álvaro Vázquez, 52'), Pombo (Soro, 75') y Marc Gual.
Cádiz CF: Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Marcos Mauro, Brian Oliván, Garrido, Álex Fernández (Edu Ramos, 73'), Salvi (Carmona, 39'), Jairo Izquierdo, Manu Vallejo (Aketxe, 84') y Lekic.
Gol: 0-1: Lekic (20');
Árbitro: Areces Franco, asturiano. Amonestó con tarjetas amarillas a los locales Aguaras, Aguirre, Bruno Perone y Nieto y a los cadistas Carmona y Sergio Sánchez.
Incidencias: Partido correspondiente a la decimosexta jornada.
Estadio La Romareda. Presencia de 200 cadistas.

No hay quien le tosa. A este Cádiz CF, y menos en noviembre, no hay quien le tosa. Da igual que este viernes jugase sin el jefe de la banda, daba igual porque el once de Cervera funciona bien engrasado y cada pieza que suple a otra lo hace a la perfección. Álex sustituyó al lesionado José Mari y el equipo se comportó fenomenal. Igual de bien que cuando perdió por lesión a Salvi y entró un Carmona que fue de menos, muy menos, a más.

Las buenas rachas cambian el ánimo del personal y, hoy por hoy, este Cádiz CF es indestructible. Una jornada más, los amarillos se llevan el botín de un estadio en el que dejan una nueva crisis. Como en Lugo, como en Córdoba, como en Zaragoza. Es lo que tiene medirse en estos momentos a un Cádiz CF, ya en puestos de ‘play off’, al que le queda por delante 22 días de diciembre que, de seguir en la misma rutina, podría acabar con el gorrito de Papa Noel en el coco y metido en el mismo cotillón que los Málaga, Deportivo y esos ricos de la clasificación.

Salió el Cádiz CF algo más decidido que un Zaragoza replegado con cinco defensas. Producto de esa presión, y en apenas cinco minutos, Jairo se encontró un balón escorado dentro del área maña para intentarlo con un zurdazo que no encontró puerta. Poco a poco, y bajo la obligación de tomar las riendas del encuentro, el Zaragoza arrinconó a los de Cervera gracias al empuje de sus laterales, convertidos casi que en extremos. Fruto de un centro de Alberto Benito llegó el primer acercamiento peligroso de los de Lucas Alcaraz.

No duró mucho tiempo encerrado el Cádiz CF, que a punto estuvo de darle un susto peligroso a su rival si Lekic no obstaculiza a Manu Vallejo cuando el balón le llegaba al chiclanero. Fue poco más tarde cuando el serbio tuvo su ocasión pero su cabezazo fue a las manos de Cristian.

No tardó en reponerse el Zaragoza, que por mediación de Marc Gua se presentaba en el área cadista para, con todo para él y tras dejar atrás a Marcos Mauro, disparar al muñeco para tranquilidad de los 200 cadistas desplazados a tierras aragonesas.

Controlaba la situación el Zaragoza y Cervera parecía cabreado en su área técnica. Pero las dinámicas marcan la vida y este Cádiz CF se encuentra en un momento en el que  sonríe a cada paso que da. Un robo de balón en el centro del campo sirvió para que Jairo lanzara un contragolpe que Salvi, con su velocidad por banda, convirtió el mortal de necesidad. El sanluqueño buscó en la boca de gol a Manu Vallejo pero el chiclanero no acertó a rematar con tan buena suerte que su propio rechace y de tacón dejaba la pelota franca para que Lekic, en el segundo palo, chutase con más potencia que puntería para, tras tocar el balón en el portero y en la cepa del balón, adelantar al Cádiz CF en el marcador. Cuestión de rachas.

Tocado y casi que hundido el conjunto maño, el once amarillo olió la sangre y siguió buscando la muerte de su víctima que casi consigue si el colegiado no anula, por juego peligroso de Garrido tras el rechace del portero, un gol a Salvi después de una serie de rechaces.

Corría la media hora de juego y los cadistas mecían el partido con tranquilidad y autoridad. Jairo, omnipresente, empujaba con elegancia al equipo en busca del segundo. Las ganas por finiquitar el encuentro hizo que el partido se rompiese por momentos, lo que aprovechó de nuevo Marc Gual para, en una jugada indéntica a la que creó anteriormente, volver a probar fortuna pero su zurdazo, raso, fue repelido por Cifuentes.

Manejaba el asunto el Cádiz CF a su antojo. Tan bien le iban las cosas que apenas notaba la lesión de Salvi, que se rompía en el 37 de partido. Ante esto, más que el toque y la posesión que podían aportar Aketxe o Perea, Cervera resolvía la papeleta con el lateral Carmona para no quitarle ni un ápice de profundidad al juego de los suyos. Y precisamente el exsevillista tuvo en sus botas el segundo tras un control que le dejaba Manu Vallejo pero el zurdazo de Carmona se fue alto.

Dejaba vivo el Cádiz CF al Zaragoza llegado a un descanso que dio paso a una segunda mitad en la que los maños no tuvieron otra que adelantar sus líneas aunque sin motivar el retroceso del equipo amarillo, que vio como a los cinco minutos de la reanudación le anulaban otro gol, esta vez por claro fuera de juego de Manu Vallejo.

El Zaragoza no encontraba espacios ni la manera de cómo meterle mano al Cádiz CF. Ante esto, Pep Biel lo intentó desde lejos con un zurdazo que por poco sorprende a Cifuentes.

No tenía más remedio el Zaragoza que irse al ataque con casi todo, todo un regalo para el Cádiz CF que tenía el partido en sus manos. Lamentaban los gaditanos la ausencia de Salvi puesto que Carmona, a la hora de ese último pase, dejaba constancia de lo poco ducho que está en la materia.

Tuvo que verse debajo en el marcador y mediada la segunda mitad Lucas Alcaraz para dejar a su defensa con cuatro hombres, que ya está bien. Los cambios de los maños revolucionaron un tanto el encuentro para disgusto de Cervera, que veía sobre el plano como la victoria podría resultar mucho más sencilla de lo que se estaba poniendo después de ver como Marc Gual no se cansaba de intentarlo con lanzamientos que se estrellaban una y otra vez en la roca de Cifuentes.

Tantas dudas le estaban entrando a Cervera que decidió echar el cerrojo en la sala de máquinas dando entrada a Edu Ramos por Álex, que hasta el momento era el que más tiempo retenía la pelota de los amarillos.

Lanzado el encuentro ya hacia su recta final, las contras cadistas veían la luz. Fue en una de ellas en la que, ahora sí, Carmona mandaba un gran pase a Lekic que el balcánico, solo ante Cristian Álvarez, no acertaba a batir al acertado meta argentino en lo que pudo ser y no fue la puntilla.

A falta de cinco minutos para el final, Manu Vallejo dejaba un sitio a Aketxe para que el vasco, en su primer balón, botase un saque de esquina que se paseó por el área pequeña del Zaragoza sin que ningún amarillo rematase a gol.

Se acercaba el final y los maños apuraba su última ocasión, pero Cifuentes volvía a aparecer para hacerse con un balón que atajaba tras un disparo de Álvaro Vázquez al que arquero cadista respondió con grandes dosis de colocación y aguante.

Pudo acabar el encuentro con el segundo del Cádiz CF tras un saque de esquina bien defendido por Cifuentes y con el que Sergio Sánchez, tras driblar al portero, mandaba un balón de oro a Lekic para sacar más brillo si cabe a nueva victoria, la sexta consecutiva que hace pleno en un mes de noviembre que empezó con el fantasma del descenso presente y que acaba con el sueño del ascenso. Un año más. Y van tres. Se va noviembre con un pleno de victorias y se va dejando a los amarillos en la nube de un ‘play off’ que vuelve a ser una realidad.