Álvaro Cervera, con Javier Manzano y Roberto Perera.
Álvaro Cervera, con Javier Manzano y Roberto Perera.

Cádiz CF

¿Vuelta al triple pivote?

La crisis en el juego y la debilidad defensiva de las últimas jornadas motiva que el entrenador quiera recuperar el equilibrio

Por  19:42 h.

Antes de decidir nada, mirará a Garrido y le preguntará. Si Cervera recibe el ‘ok’ de su jugador preferido comenzará a sonreír. Y entonces, solo entonces, planificará su once en base a la presencia del vasco. Que es no, cogerá la pizarra y se pondrá a elucubrar qué puede hacer para salir del mal momento en el que se encuentra su bloque. Lo que tiene meridianamente claro es que su centro del campo debe ser reforzado. Es lo que suele hacer cuando le asaltan las dudas y ve que el equipo se le cae por abajo. Como lo está haciendo ahora.

El problema es que tiene a dos jugadores entre algodones para rellenar unos huecos que son claves. Por un lado, el central Marcos Mauro, lesionado desde el día ante el Córdoba y que debería llegar a este domingo toda vez que haya remitido su rotura fibrilar. El otro caso el ya mencionado de Garrido. Al margen de ello, Cervera cree que lo más conveniente, siempre y cuando deba seguir echando mano de sus dos jugadores más determinantes como Machís y Manu Vallejo, es devolverle al equipo ese triple pivote al que siempre se agarraba cada vez que venían curvas. Como ahora.

Por eso mismo, la presencia este domingo en Las Palmas de José Mari, que acaba de cumplir su partido de sanción, y Álex Fernández se antoja segura dentro de un triple pivote que completaría Garrido en el mejor de los casos. Si el vasco no está apto, entonces tiraría de Edu Ramos, siempre y cuando Marcos Mauro haya viajado para poder jugar. En la hipótesis de que el central argentino no llegue a la cita, Cervera tiene claro que tiraría de los canteranos Sergio González, para la medular, o Saturday, para el eje de la zaga. En definitiva, todo un rompecabezas con tal de dotar de mayor equilibrio a un equipo que necesita del potencial ofensivo para marcar las diferencias arriba con todo lo que ello supone, para mal, en defensa.

Y es que por lo que se ha visto últimamente, Cervera tiene muy claro que Machís debe jugar por la banda izquierda, aunque tiene sus dudas a la hora de colocar a Manu Vallejo, al que se le podría ver ante Las Palmas como hombre más adelantado dejando la banda derecha a Salvi o Jairo, dos hombres que deben salir al campo con la consigna de multiplicarse en defensa a sabiendas de que ni Manu Vallejo ni Machís están para llamados para esas labores.