Quique Pina en la junta de accionistas del Cádiz presidida por Manuel Vizcaíno
Quique Pina en la junta de accionistas del Cádiz presidida por Manuel Vizcaíno

Cádiz CF

Vizcaíno, Pina y el jugador del Watford cuyo nombre no recuerdo

La junta de accionistas dejó algunos momentos de gran tensión, especialmente cuando el presidente acusó al exconsejero delegado de haberse gastado el dinero de un traspaso que nunca se produjo

Por  8:00 h.

La junta de accionistas que celebró el Cádiz CF el pasado sábado dejó momentos de tensión. La presencia de Quique Pina no debió gustar demasiado al presidente Manuel Vizcaíno, que protagonizó algunos rifirrafes con el exconsejero delegado cadista a lo largo de la mañana. No en vano, ambos están inmersos en varios litigios judiciales en la actualidad y el encuentro no debió ser demasiado cómodo para los dos protagonistas en cuestión. El exconsejero cadista ejerció su derecho a conocer las cuentas de la entidad, tanto las del pasado ejercicio como las previsiones para el siguiente, provocando el lógico morbo al estar frente a frente con el actual presidente de la entidad.

Durante su celebración, la tensión fue creciendo en la sala de prensa del estadio Carranza, ya que el murciano reprochó al sevillano algunas afirmaciones que realizó durante la junta y pidió que aclarase a los accionistas varios temas relacionados con la institución

Uno de los instantes más críticos se produjo cuando el empresario sevillano dijo que tenía una prueba de que Pina se había gastado 200.000 euros correspondiente a un traspaso de un jugador del Watford, club de la Premier, al Cádiz CF. El exconsejero delegado cadista reprobó sus palabras y le pidió que demostrara sus acusaciones, diciendo el nombre del jugador en cuestión. En un tono tenso, el murciano le acusó de estar profiriendo una calumnia con sus palabras.

Hasta siete veces le reclamó Pina a Vizcaíno que aclarase de qué futbolista se trataba, pero el presidente cadista no daba su brazo a torcer hasta que comenzó a matizar sus palabras. El sevillano explicó entonces que sus acusaciones se basaban en un hecho que no había ocurrido, ya que la operación en cuestión no llegó a realizarse.

Finalmente, Vizcaíno tuvo que reconocer que no recordaba el nombre del jugador, por lo que daba a entender que había dado un paso en falso en sus primeras palabras.