Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.
Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.

Cádiz CF

Vizcaíno: “Había un plan para inscribir a los jugadores pero lo suplió el dinero del Huesca”

El presidente del Cádiz CF dice que los "4,5 millones del Rayo ya están en el banco"

Por  16:46 h.

El presidente del Cádiz CF Manuel Vizcaíno ha sido este martes el invitado de honor de la Cadena Cope a la tertulia que ha celebrado en el Beach Club Potito del Paseo Marítimo de Cádiz.

Antes del inicio de la misma, el máximo mandatario cadista lamentó la lesión de Juan Hernández en el entrenamiento matutino. “Son gajes del oficio. Estamos muy tristes por el chaval porque tenía mucha ilusión de ir a más este año pero no queda otra que levantarse, él el primero. Es joven y hoy en día esas lesiones quedan en nada aunque el tiempo que tiene que pasar es insalvable pero luego se recuperará perfectamente. Aunque decirlo ahora poco consuelo es. El fútbol es así”.

Y a rey muerto, rey puesto. Y Vizcaíno no cierra las puertas a una nueva adquisición. “El Cádiz CF tiene una plantilla amplisima y el entrenador ha demostrado ya sacar recursos de donde no los hay. No vamos a descartar nada aunque hay que tener en cuenta la restricción que tiene el mercado con la ventana cerrada. Pero buscaremos”, aseguraba.

En el caso de que finalmente no haya un jugador idóneo para el momento, el presidente cadista confía en el entrenador porque “una de las virtudes de Cervera es que no maneja plantillas, sino que maneja equipos. Ha sido una pena lo de Juan porque se ha integrado perfectamente, educadísimo y que es un chaval iba a más y que nos iba a aportar muchísimo”.

Finiquitada la plantilla a falta de un fichaje, Vizcaíno no duda de la plantilla aunque no la compara con ninguna. “Mi equipo siempre es el mejor y mirar para detrás suele valer de poco. Me quedo con que seguimos siendo competitivos y vamos a esperar cómo se va desarrollando todo para que ese crecimiento siga adelante”.

El tema del verano no ha sido otro que la venta de Alvarito, un traspaso que ha llevado él personalmente. El sevillano dice haberse quedado con “un sabor agridulce porque no salen las cosas siempre como uno quiere. A mí me hubiera gustado que el tema de Alvarito se hubiera resuelto mucho antes y creo que debería haberse resuelto antes. La plantilla ha quedado confeccionada de la mejor manera posible”.

Con lo que se queda Vizcaíno es con el ingreso. “El dinero de Alvarito está en el banco. Los 4,5 millones que ya ha pagado el Rayo Vallecano”.

Ahora hay que saber dónde irá a parar ese dinero. El presidente lo tiene claro y así lo desglosa. “La primera linea siempre es reforzar al equipo. Después tenemos que intentar mejorar infraestructuras porque tenemos un gran marco aunque con muchas goteras”, dice refiriéndose a la ciudad deportiva y al estadio. Como no puede ser de otro modo, también se tiene que seguir “reduciendo deudas en todos lo sentidos”. Y es que desde que llegó al Cádiz CF, Vizcaíno tiene clara la línea a seguir. “Estamos peleando por conseguir que el crecimiento sostenido en lo deportivo no vaya en contra de que la entidad esté cada vez más saneada y a la vez vayamos cumpliendo los plazos del concurso”.

Muchos han sido los equipos que han pasado apuros para inscribir a jugadores debido al límite salarial. En este sentido, el empresario sevillano aclara cómo resolvió la situación para que los fichajes pudieran inscribirse en tiempo y forma. “Los derechos económicos que nos pagó el Huesca -500.000 euros- nos permitió inscribir a los jugadores que habíamos fichado”, aseguró antes de decir que también se han mejorado los contratos de Garrido, Cervera y anteriormente las fichas de Salvi y Álvaro García.

Curiosamente, Vizcaíno dijo que “la plantilla es más barata que la del año pasado, similar pero más barata. Y a la vez la veo más competitiva. Dicho eso, me hubiera gustado que las cosas hubieran salido de otra forma”, repitió en el caso de la venta postrera de Alvarito.

Vizcaíno informó que la semana próxima dará la cifra definitiva del límite salarial pero afirma que lo han subido “bastante” gracias al dinero ingresado por Alvarito, lo que le sirve para confirmar que en el “mercado invernal seremos prácticamente el equipo que más podremos hacer” en el capítulo de fichajes.

Hace dos semanas, con ocasión de la visita a la Patrona, Vizcaíno dejó en el aire que en la venta de Alvarito “habían pasado cosas muy graves”. Otra vez no resolvió la incógnita aunque enumeró hechos que vio raros como “que se haya voceado a nivel nacional el limite de la plantilla salarial del Cádiz CF, o que un club de Segunda dijera que el Cádiz CF no podía inscribir a sus jugadores o que, curiosamente, la semana que empieza la competición nos llegue una oferta del Udinese que falta al respeto y que en el mismo día nos llegue otra multiplicada por dos después de que yo haya hablado con el jugador. No sé quién ha  auspiciado estos movimientos, pero el que lo haya hecho ha mirado más por sus intereses que por el Cádiz CF”. Por eso mismo, Vizcaíno dijo que tuvo que tomar cartas en el asunto en el caso del jugador utrerano. “Esa negociación la llevé yo a partir de ahí (la oferta irrisoria del Udinese)”.

El presidente cadista, una vez vendido Alvarito por cinco millones, refuerza su tesis que el jugador puede llegar a valer los ocho kilos (su cláusula) en concepto de plusvalía y en el caso de que el Rayo logre venderlo por cerca de ocho millones en un futuro traspaso”. En este punto, saca pecho de su política al afirmar al comienzo del mercado que solo lo vendería por su cláusula. “Ese era el mensaje que hemos transmitido al mercado y he hecho lo que entendía lo mejor para el Cádiz CF y que al final se ha visto que ha sido así”. Y otro mensaje que manda. “Si el futbolista se ha vendido por cinco millones y que pueden alcanzar los ocho, todos mis jugadores se venderán por la cláusula”.

Igualmente dice que el Cádiz CF “sale fortalecido, que es para lo que yo estoy aquí”.

Se enfada Vizcaíno cuando se le pregunta por los problemas para inscribir a los jugadores y que finalmente se solucionó con el dinero puesto por el Huesca. “Había un plan pero lo suplió la operación del Huesca”, dice para argumentar que en el caso de que no hubiese llegado ese medio kilo él tenía otra salida (sin decirla) para que los fichajes pudieran inscribirse. En este sentido, recuerda que “han tenido problemas muchos equipos para inscribir jugadores y solo he escuchado que los ha tenido el Cádiz CF cuando, para colmo, no lo has tenido”.