Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.
Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.

Cádiz CF

Vizcaíno: “Este Cádiz CF tendrá un límite de abonados”

El presidente quiere "consolidar el proyecto en Segunda sin dejar de mirar hacia arriba"

Por  8:00 h.

Ya le tocaba. Sobre todo a él, una persona que llegó hace ya más de dos años al Cádiz CF con un discurso ganador desde el primer día. Consiguió meter al Cádiz CF en el ‘play off’ de Hospitalet. Cayó. Consiguió meter al Cádiz CF como líder en el ‘play off’ del año pasado. Fracasó. Consiguió meterlo como cuarto de nuevo este año y… triunfó. Le ha llegado su hora.

–¿Su mejor momento como presidente?
– Claro, para eso venimos. Este era el primer paso para conseguir hacer crecer a la entidad.

–¿Qué fue lo primero que se le vino a la mente al conseguir el ascenso?
– La frase que he repetido cantidad de veces desde que llegué al Cádiz CF. Yo no creo en la suerte, creo en que el trabajo da sus frutos. La gestión buena es la que hace entrar la pelotita en la red y no al revés. La suerte no existe, no creo en ella.

–¿A quién abrazó primero? ¿A quién telefoneó? ¿De quién se acordó?
– Me acordé de mis padres, que ya no están. Abracé a mi compadre, Jorge Cobo (directivo), y después bajé a los vestuarios para buscar al míster, con el que me di un fuerte abrazo. Luego busqué en la grada a mi hijo para celebrarlo. Él estaba con amigos y conocidos de la familia. La primera llamada fue para mi mujer.

– Claro, lo primero es lo primero. ¿Cómo lo pasan ellos con esto de que su padre sea presidente?
– Entienden que a esto me dedico y llevan muchos años conmigo en esto. Mi hijo, de 20 años, también sabe cómo está montado esto y entiende que va en el cargo tanta crítica y demás. Luego es verdad que es difícil explicarles aquellas críticas que sobrepasan lo profesional para meterse en el plano persona. Eso ya es más duro de explicar. Pero saben que este es mi trabajo y mi pasión. Hace quince años que me dedico a esto y me encanta.

– Ha renovado al equipo al completo antes del ‘play off’. El año pasado lo anunció justo antes del último partido ante el Bilbao Athletic. ¿A qué se debe ese cambio de política?
– A ver, eso no es así exactamente y puedo decir que tanto este año como el pasado la situación ha sido similar. O no supe explicarlo o no me entendísteis. Los jugadores estaban, por contrato, todos renovados en el caso de ascender. Este máster acelerado que he hecho en Segunda B me ha servido para aprender que los jugadores agradecen esta motivación extra, les da alas en momentos difíciles porque para su carrera significa mucho que aparezca un ascenso. Ya con Jorge Cordero en la dirección deportiva llevamos a este acuerdo.

–¿Se puso en lo peor? ¿Hizo planes de futuro asumiendo que no habría ascenso? ¿Corría riesgo la entidad?
– Riesgo no corría, pero el panorama era negrísimo. No tanto como la temporada pasada, ni como en la anterior (Hospitalet), que estábamos en liquidación directamente, pero no era muy halagüeño. Es verdad que este año hemos conseguido más ingresos con la Copa y hemos hecho tres taquillas en ‘play off’, no como el año pasado, que nos ha equilibrado los gastos. Pese a todo, acabamos con pérdidas. Por eso, cuando dije aquella famosa frase (antes de un partido copero en Lepe) de que estábamos ante el partido más importante de la historia del club la dije con toda la intención. Sabía la presión que metía al equipo, pero es que así es la única forma de crecer. Ganamos tres partidos y no tuvimos suerte con el Villarreal, pero disfrutamos la Copa. Y este año lo volvimos a conseguir. Eso, para este club, es muy importante. Por eso al partido contra el Mensajero fuimos todos, para darle al encuentro la importancia que se le tenía que dar.

– Ya que saca el tema. ¿Cuánto ha rezado para que no le tocase el Real Madrid Castilla en estos ‘play off’?
– Yo lo que no quería eran filiales. Ni al Castilla, ni al Villarreal B ni al Sevilla Atlético. Esos eran nuestros únicos puntos flacos porque eran equipos muy jóvenes y técnicos. Pero nos hemos enfrentados a equipos muy fuertes. El Racing de Ferrol cuenta con dos jugadores de nivel TOP (Joselu y Borja) y muchos con cartel de Segunda. El Santander es una entidad histórica y con un equipazo y del Hércules nada más hay que ver que el central que se resbaló en el gol de Güiza (Álex Muñoz) lo ha fichado el Manchester City.

– ¿No temía el ‘otro fútbol’ que conllevaba enfrentarse al Hércules después de lo del año pasado?
– Es verdad que enfrentarse al Hércules tenía sus circunstancias, pero no. Ni lo temía ni temía posibles malos arbitrajes. Es más, yo veía que ellos nos temía más a nosotros que nosotros a ellos. Yo soy muy amigo del presidente del Hércules y de su vicepresidente, Valentín Botella, pero hubo unas palabras de su consejero delegado, Juan Carlos Ramírez, que me hicieron pensar que la eliminatoria estaba ganada. Los veía más asustados de la cuenta.

– ¿Qué vino a decir?
– Nada más saber que nos enfrentábamos comenzó a hablar de los árbitros, a meter presión… Lo primero que tiene que hacer este señor es aprender modales. De hecho, Valentín Botella salió a corregirlo poco después.

– Trajo a Cervera para que llegase alguien ‘no intoxicado’ con el entorno. ¿Qué ha visto Cervera que no viera Claudio?
– Yo para esto pongo un ejemplo muy claro. Si tú eres el que has hecho un catálogo junto a un equipo de trabajo, muy difícilmente vas a saber corregirte. Por eso, si viene alguien de fuera es más fácil que vea lo que puede fallar. A lo mejor nosotros no veíamos lo contaminado que estábamos y desde fuera, Álvaro, nos ha dado mucha lucidez mental y nitidez en las ideas. No es decir que sea mejor o peor que Claudio, de hecho, Claudio ha contribuido mucho en este ascenso. Simplemente, Álvaro ha aportado claridad y ha decidido con mucha personalidad. Sabía que tenía que preparar a la plantilla para seis partidos y nada más que se ha preocupado de eso. Lo ha visto rápido y tomó decisiones de entrenador y no ha tenido ningún ataque de entrenador que se saliera del guion establecido. Los cuatro partidos anteriores al ‘play off’ los usa para hacer una pretemporada. Puede que la gente no lo entendiese y por ello recibió duras críticas. Pero solo él sabía que lo que tenía pensado hacer y eso no era otra cosa que llegar a mayo con el máximo de fuerzas en todos sus jugadores. Después tomó decisiones de mucha personalidad. Güiza comenzó suplente, a Servando lo pone en la izquierda, rescata a Mantecón, hace jugar el último partido a Despotovic, mete oportunamente a Carlos Calvo…

– También señala a Andrés Sánchez.
– No creo que sea así. Andrés Sánchez es un magnífico profesional, lo que pasa es que nada más que puede llevar 16 jugadores a la convocatoria y Servando le estaba dando un gran rendimiento. De hecho, el Cádiz CF promovió y recogió las firmas de los 16 clubes que jugábamos el ‘play off’ para pedirle a la Federación que dejase llevar una convocatoria de 18 jugadores pero no lo permitió.

– ¿Cómo ha llevado los ataques desde la grada esta temporada?
– Quitando un par de excepciones, la grada ha sido muy respetuosa conmigo. La afición es soberana y el equipo había veces que se ha merecido que se le pitase y yo soy el máximo responsable. Salvo un cántico esporádico en el que se me insultaba, y eso nunca lo voy a consentir, asumo que las críticas van en el cargo.

– ¿Cuál ha sido su peor momento en el cargo? ¿Ha pensado tirar la toalla?
– Tirar la toalla nunca porque no va en mis genes dejar algo a medias. Y sí, claro que he vidido momentos muy duros. Ha habido vueltas en coche de partidos (tras derrotas) que me he comido con Jorge Cobo, con el que me he hecho más de 80.000 kilómetros, que han sido muy duras. Muchas veces nos decíamos que parecía que nos había mirado un tuerto, pero siempre pienso que el fútbol en quince días podía dar muchas vueltas. Y que si en Liga ganamos cuatro partidos seguidos, porqué no lo íbamos a hacer en ‘play off’. Y al final, mira…

– ¿Cuál ha sido el presupuesto de la plantilla esta temporada y por dónde andará la del próximo curso?
– Esta ha estado alrededor de un millón y medio de euros. Y sobre la que está por venir pues no puedo decirlo hasta que la LFP lo determine. La Segunda ha cambiado mucho desde que el Cádiz CF no está. Ahora hay un control financiero para que ningún loco pueda cargarse el patrimonio de un club. Hoy (por ayer), de hecho, están en Madrid Sofía Álvarez, responsable de contabilidad del club, y PacoLópez, gerente del Cádiz CF, informándose en la primera reunión de LaLiga2 para coordinar y analizar las cuentas de cada club.

– A lo largo de la temporada se ha reunido con varios entrenadores. ¿Desde cuándo sopesaba la idea de destituir a Claudio y de quién fue la idea de traer a Álvaro Cervera?
– Cuando perdemos en Algeciras inicio los contactos con cuatro entrenadores. Claudio es el primero en saberlo porque se lo digo. Pero el equipo, tras dos empates consecutivos, logra reaccionar y logra ganar en Murcia y encadenar cuatro victorias consecutivas. Perdemos ante el Betis B y la cosa se enfría hasta que llega la derrota en Almería y llamo a Cervera, que es de los cuatro, el que más interés tenía. De hecho, desde que me reuní con él veía todos los partidos salvo el del Almería B porque no había manera de verlo. Le mandé un mensaje y le faltó tiempo para venir. La decisión es consensuada con todos. Javier Manzano, que hizo un informe de nueve entrenadores, y Enrique también lo valoraron. Lo presenté al Consejo y todos estaban a favor. Personalmente me ha sorprendido c de Álvaro como ha afrontado las eliminatorias.

– ¿Dentro de estos consejos que recibe antes de decidirse por Cervera se encuentra Pina o alguien de su entorno?
– Con Jorge Cordero tengo una buena amistad y me dijo que Cervera le parecía una buena solución.

– Ya que estamos con Pina, ¿cuándo se produce el primer acercamiento? ¿Quién da el paso de los dos?
– De entrada, tengo que decir que el distanciamiento entre ambos ha sido más por terceras personas que por discusiones frente a frente. Más allá de lo aparecido en los medios, entre él y yo nunca ha habido un choque frontal fuerte. De hecho, en este tiempo, nos hemos enviado algún que otro mensaje. Así estaban las cosas hasta que un día nos encontramos…

– Pare, pare. ¿Cómo que os encontráis? ¿Así?, ¿sin más?, ¿por la calle?, ¿como si nada? Eso no es así, ¿verdad? ¿Alguien dará el paso, no? ¿Dónde os veis?
– Dónde sea y quien fuera, eso es lo de menos. Lo cierto es que llegamos a la conclusión que son más las cosas que nos unen que las que nos separan. Y sí, ha habido un acercamiento, pero aún no está todo hablado y queda mucho por hablar. lo importante es que existe la buena voluntad de entendernos por ambas partes.

– ¿Por qué se hace la fiesta en Murcia nada más ascender en Alicante?
– Quique (Pina) nos ofreció hacerla allí para evitar un posible ambiente incómodo en Alicante después de ascender. Además, era una buena oportunidad para vernos y celebrar el ascenso con Juan José Pina y Jorge Cordero, que también estuvieron. Además, este ascenso es producto del trabajo de todos porque fue con Jorge Cordero y la colaboración de Quique Pina por lo que jugadores importantes como Aridane, Álvaro García, Cifuentes o Salvi han vestido este año la camiseta del Cádiz CF.

– De sobra es conocido el cariño de la familia Pina por el Cádiz CF. El año pasado, Quique Pina estuvo presente en muchos partidos de ‘play off’, pero en cambio este año no ha aparecido por la escena pese a que ya estaba saliendo del Granada. ¿Responde esto a una especie de acuerdo por el que se consideraba mejor que se mantuviera al margen para evitar cualquier tipo de suspicacias de equipos rivales?
– Quique es libre de hacer lo que quiera y su presencia sería bien recibida. Nada hablamos de eso. Lo que sí estoy seguro es que ha obrado por el bien del Cádiz CF y si así lo ha decidido, pues genial.

– ¿Qué papel tendrá Pina y Juan Carlos Cordero este año? ¿Qué pasará con Enrique y Raúl López?
– Lo primero es que aún no hemos hablado y no podemos precipitarnos. En cuanto a Enrique y Raúl López seguirán estando en el organigrama técnico del Cádiz CF con total seguridad porque han sabido aportar cada uno lo que buscábamos de ellos.

– ¿Está José María del Nido y familia implicado en este proyecto en el Cádiz CF?
– De ninguna manera. Otra cosa es que José María desee lo mejor para el Cádiz CF porque soy su amigo. De él también me acordé muchísimo en Alicante. Está pagando sus penas porque metió la pata, pero por encima está mi amistad con él.

– ¿Era o es clave Pina en este proyecto? Dicho de otra manera, ¿se veía solo afrontando el reto del regreso del Cádiz CF a Segunda?
– Claro que el proyecto era viable sin Pina, pero lo que estoy seguro es que con él es mucho más fuerte el proyecto.

– Con Pina en el club, ¿se convertirá el Cádiz B en un filial sin identidad, es decir, se llenará El Rosal de jugadores sudamericanos, africanos tan del estilo de lo que ha sido el Granada B de Pina?
– No es la idea. Entre otras cosas, porque aprovecharemos el entorno de esta provincia y sabemos que hay jóvenes jugadores con proyección. Cuando hay, no hace falta traer. Claro que apostaremos por lo local, pero todo lo que pueda venir de fuera que sea bueno también tendrá abiertas las puertas.

– ¿Se arrepiente de la venta de Diego González?
– Los jugadores se venden cuando se venden y cuando se vendió fue importante para el club. Además, lo vendimos fuera de su precio de mercado y ese dinero fue muy bueno para invertir en el primer equipo. Me alegro mucho por Diego, con el que estoy en contacto y con el que me mantengo unido. El Sevilla apostó por él fuerte y no me puedo arrepentir. Por supuesto que me encantaría que pudiese volver algún día al Cádiz CF.

– ¿Qué pasa con Román?
– Hoy queda libre. El chaval se ha lesionado recientemente el menisco y aquí tiene su casa. Él lo sabe, lo que pasa es que su entorno ha escuchado cantos de sirena de otros clubes y esperemos, por él, que le vaya bien. Si no encuentra equipo, tiene las puertas abiertas del Cádiz CF.

– ¿Cómo será la política de fichajes?
– En principio está todo por verse y dependerá de lo que pase con Quique Pina. Ahora, por sonar, suenan cien jugadores. Y claro, alguno de los que se diga, acertarán. Pero de momento estamos a la expectativa. Pasa como con los entrenadores, que están los que interesan y están los que se dice que interesan pero lo real es que se han ofrecido.

– ¿Se marca un objetivo de abonados?
– Marcaremos un límite de abonados por arriba. Esto lo tenemos que hablar en el Consejo antes de presentar la campaña de socios, pero la idea es poner un tope de abonados para dejar un margen de entradas por cuestiones de seguridad, logística y es lo que haremos. Ser socio del Cádiz CF tiene que ser un privilegio.

– ¿Qué clubes pueden considerarse amigos del Cádiz CF como en su día era el Granada para el tema de cesiones y demás?
– Me precio de tener muchos amigos en el fútbol, pero el Cádiz CF es totalmente independiente.

– ¿Qué objetivo se marca para la próxima temporada?
– Consolidar el proyecto mirando siempre hacia arriba. El Cádiz CF aún no está a la altura de su afición, pero acabará estando.