El cadista Álvaro Giménez celebra su gol al Rayo con su compañero Jurado.
El cadista Álvaro Giménez celebra su gol al Rayo con su compañero Jurado.

CÁDIZ CF

(VÍDEO) El ‘pichichi’ Álvaro Giménez ya deja su sello

El delantero ilicitano al fin pudo poner su firma en uno de los goles del Cádiz CF

Por  14:30 h.

Aterrizó en tierras gaditanas cuando el mercado de invierno llegaba a su fin y lo hacía con un cartel al alcance de pocos. No todos los días un ariete es el máximo artillero de la igualada Segunda División española y así era la carta de presentación de Álvaro Giménez, quien tras destacar en las filas del Almería el pasado curso se marchó a Inglaterra. La aventura británica en el Birmingham City no salió como esperaba y el delantero ilicitano llegó a las filas del Cádiz CF. Un notable refuerzo para el líder de LaLiga SmartBank. Al menos sobre el papel.

Desde que llegó están puestas muchas esperanzas en el delantero ilicitano. El gol le corre por las venas y al fin ha podido demostrarlo. Fue este pasado domingo ante el Rayo Vallecano y lo hizo a la primera, sin discusión, en el minuto 84. Apareció en la recta final de un encuentro que se complicaba ante el equipo franjirrojo, que se había adelantado en el segundo tiempo por medio de Trejo. No tuvo piedad Álvaro Giménez para, con sangre fría, batir a un Stole Dimitrievski que salía a la desesperada en un mano a mano. Un gol de temple y digno de un ‘killer’, pues no se le nubló la vista en el momento oportuno. Su definición fue decisiva.

Todo ello, eso sí, gracias a la insistencia de Iván Alejo. El vallisoletano le sirvió en bandeja el cuero tras ganar la partida a un exhausto Luna y Álvaro Giménez lo agradecía al final de la cita. «Hemos creado mucho peligro en los últimos 15 minutos con Iván Alejo. Le dimos el balón porque sabíamos que el lateral estaba cansado», relató.

174 minutos de espera

Al final han sido 174 los minutos que ha tardado Álvaro Giménez en estrenar su casillero goleador con los cadistas. Antes ya había estado cerca de conseguirlo, sobre todo en la visita del Cádiz CF a Las Palmas de Gran Canaria en su debut el pasado 8 de febrero. Aquel día fue suplente y dispuso de 24 minutos de juego en los que no marcó, pero sí fue objeto de un penalti de Aythami que Álex materializó desde los once metros.

Luego llegaron las titularidades, que no partidos completos, ante Málaga y Sporting, dos citas en las que el Cádiz CF perdió por la mínima. Y ahí, sobre todo en El Molinón, también pudo el ilicitano estrenarse como ‘killer’ amarillo tras un testarazo. Lo evitó el poste con Mariño ya superado.

Tampoco celebró una diana propia frente a sus ex del Almería, si bien es cierto que únicamente dispuso de un cuarto de hora tras salir como refresco. Fue su última reválida antes del obligado parón por el Covid-19, pues en Lugo no estuvo presente sobre el rectángulo de juego.

Hasta que a los 22 minutos de sustituir a José Mari frente al Rayo llegó el premio. Desde el banquillo al ser la tercera vía tras la titularidad de Nano Mesa y el primer cambio de ‘Choco’ Lozano. No importaba. Lo que había que dejar claro es que el Cádiz CF tiene ‘9’ para luchar por el ascenso. Sea solo o acompañado en la punta de lanza, tal y como sucedió en la jornada de la reaparición.

Por eso, aunque se marchó haciendo autocrítica tras el empate, Álvaro Giménez se iba satisfecho a nivel personal. «Estoy contento por el gol y, sobre todo, por el punto». Sus goles, aunque sin el cercano aliento del cadismo, ya han llegado. Próximo objetivo: Soria y el Numancia. La cita será este jueves y el ariete la tiene señalada en rojo en su calendario.