Víctor Fernández se ha quedado sin el hombre de banda que pedía, al igual que Cervera.
Víctor Fernández se ha quedado sin el hombre de banda que pedía, al igual que Cervera.

Cádiz CF

Víctor y Álvaro, dos grandes técnicos sin sus regalos

Los entrenadores del Zaragoza y el Cádiz CF son desoídos por sus respectivos directores deportivos

Por  14:02 h.

Este domingo se ven las caras en el Ramón de Carranza dos de los mejores entrenadores de la Segunda División. No solo tienen eso en común. También son idolatrados por sus respectivas aficiones. Pero tampoco se quedan ahí las similitudes. Ambos técnicos, a pesar de haber hecho resurgir cada uno a su equipo (el maño lo salvó de una situación comprometida el año pasado y este lo tiene con visos de luchar por el ascenso pese a la delicada situación financiera de la entidad zaragocista y de Cervera todo está dicho) también son ninguneados por sus respectivos directores deportivos.

El caso de Cervera está ya más que trallado. Al igual que en el pasado verano se quedó sin un extremo zurdo, este mercado invernal se ha quedado igual a pesar de que su juego depende notablemente de la velocidad de sus bandas. Sabido es que Perea está dando un buen rendimiento, como también lo dieran en su día Manu Vallejo o Machís, pero tan cierto es eso como que fueron las circunstancias las que le obligaron a Cervera a tener que usar un hombre a pierna cambiada para la banda zurda. Manu Vallejo irrumpió en el once porque Álvaro García se fue a final de verano a Vallecas y también porque Jairo llegó con una sobrecarga de su gran temporada en el Extremadura. Y lo de Machís, a pesar de que no fue una petición de Cervera, se explica por sí solo ya que el vinotinto era el mejor jugador de Segunda con diferencia y donde mejor explotaba sus aptitudes era por esa banda izquierda.

Llegado el pasado verano, Cervera volvió a encontrarse con la misma situación ya que miraba en su vestuario y no encontraba el relevo de Jairo, que marchó de regreso al Girona. Ante esto, no tuvo otra que tirar del que hacía solo seis meses había dado su visto bueno para que saliese en el mercado de invierno a Almendralejo. Pero el descartado Perea se ganó la confianza de Cervera y hasta hoy. Su competencia en la banda era Javi Navarro, un canterano que como Perea fue clave en la primera victoria liguera ante la Ponferradina con un soberbio golazo con un centro chut que se coló por la escuadra. El catalán se ha ido cedido a El Toralín y , ‘ohlalá’, Cervera vuelve a encontrarse en la tesitura de tener que confiar en Jurado, un excelso jugador que difícilmente estará al nivel para competir bajo el ‘adn’ cerveriano.

Pues bien, a pesar de estas complicaciones para que Cervera pueda servirse de un recurso básico en su juego, tiene al equipo líder aunque sin todo el apoyo deseado de la dirección deportiva, una situación por la que también pasa su colega en el banquillo del Zaragoza.

Y es que el mercado invernal lo abrió Víctor Fernández, como Cervera, pidiendo un jugador de banda que su director deportivo Lalo Arantegui no ha tenido a bien traerle. Llueve sobre mojado en el banquillo local de La Romareda ya que el pasado verano el veterano técnico aragonés exigió reforzar la plantilla con un segunda punta y un hombre más en el centro del campo. La respuesta de Lalo volvió a ser la misma y desoyó las demandas de un técnico que, como Cervera, tiene al equipo presto y dispuesto a conseguir los objetivos más ambiciosos que se persiguen desde los despachos.