Cádiz CF

Vallejo y David Gil: «Trabajar y nunca bajar los brazos»

Renovados, los dos futbolistas destacan lo que ha supuesto dar el salto al primer equipo cadista

Por  13:10 h.

El futuro del Cádiz CF se torna en presente con los nombres de Manu Vallejo y David Gil. La pasada temporada ambos formaban parte de un histórico filial que lograba el campeonato de la Tercera División. Sin ascenso final, las dos perlas de la cantera son ya piezas importantes del primer equipo cadista.

Manu Vallejo ha roto todas las estadísticas, ha destrozado todas las previsiones. El chiclanero vive su tercera renovación en apenas seis meses, lo que demuestra que el rendimiento del canterano ha superado todas las expectativas del propio Cádiz CF, e incluso del propio jugador.

“No me esperaba esa evolución que he estado llevando en esos tres meses. Forma parte de lo que es el fútbol. Aquí estoy feliz en mi casa y no me cuesta renovar, no hay mejor sitio para jugar al fútbol que Cádiz”, explica Vallejo.

El canterano destaca que “habré crecido como jugador. Para hacer las cosas que hago en Segunda habrá habido un cambio que no esté notando, del que no me esté dando cuenta. Tanto en el fútbol como en mi vida no he notado mucho el salto de categoría”.

Sobre su posición en el campo, algo más retrasado que Lekic, el jugador la ve con buenos ojos. “Se me está dando bastante bien jugar ahí con él, se ven los resultados. Me encuentro cómodo cerca de la portería, donde creo que soy mejor futbolista. yo sigo trabajando y haciendo lo que me dicen para mejorar en mi posición. Intento aprovechar las oportunidades que se me dieron, tanto en banda como de segundo punta. Es un trabajo del día a día que intento aprovechar”.

¿Qué consejo le da a los canteranos?. “Trabajar y nunca bajar los brazos, nunca se sabe cuándo hay una oportunidad y siempre hay que estar preparado para el momento. Se alegran porque la temporada del año pasado se ve ratificada en David Gil y en mí, que estamos en el primer equipo y ellos tienen la ilusión de que pueden dar el salto”.

«Este era mi sueño»

La otra cara de la felicidad amarilla es la de David Gil. El guardameta espera su gran oportunidad a la sombra de Alberto Cifuentes pero su calidad genera paciencia. “Vine con un contrato para el filial, mi idea era intentar buscar mi futuro en el primer equipo. Había que lucharlo hasta que lo he conseguido. Muchas gracias tanto a Óscar Arias como el cuerpo técnico. Este era mi sueño”.

La competencia en la meta es dura y lucha con un amigo como Cifuentes por ello. “Tengo un gran compañero como es Cifuentes. Mi objetivo es intentar jugar, nos tenemos mucho respeto y más que un rival somos compañeros. Los dos queremos sumar para dar lo máximo al equipo. Es un referente para mí. Es emblema del club, capitán. Está aportando mucho a todos. Me gustaría dar como mínimo la mitad de todo lo que ha dado él”.

Otro de los pilares en el que se fija David Gil es Álvaro Cervera. “Se ha demostrado que confía en mi dándome minutos cuando ha podido. Le agradezco esa confianza que ha depositado en mí. Al final, cualquier portero tiene que aprovechar los minutos, jugar, es importante. Intento dar lo máximo posible cada vez que juego”.