El Cádiz CF durante una ofrenda floral al Nazareno en los últimos años.
El Cádiz CF durante una ofrenda floral al Nazareno en los últimos años.

CÁDIZ CF

Una ofrenda para dar las gracias por el ascenso a Primera

Una representación del Cádiz CF visitará en un acto a puerta cerrada al Nazareno, Regidor Perpetuo de la ciudad de Cádiz, este martes a las 10.30 horas en la Iglesia de Santa María

Por  12:11 h.

El Cádiz CF ha firmado una temporada antológica con su sexto ascenso de la historia a Primera. Se trata de un salto de categoría un tanto singular y totalmente diferente a los demás debido a la pandemia del Covid-19 que sufre la humanidad, pero esta controvertida situación no impedirá que el club cadista pueda hacer una ofrenda a la Patrona y al Nazareno para dar gracias por sus éxitos de este curso.

Todavía no ha pasado ni un año desde que el Cádiz CF llevase a cabo su tradicional visita a la Patrona y al Nazareno. Fue justo antes de iniciar la temporada más larga que ha dado lugar al ascenso a Primera. Por aquel entonces, el presidente cadista Manuel Vizcaíno señaló que  «estas tradiciones no se pueden perder». Dicho y hecho.

La visita a la Iglesia de Santa María para hacer la ofrenda al Nazareno, Regidor Perpetuo de la ciudad de Cádiz, está prevista para este martes a las 10.30 horas. A la capilla acudirá una representación del Cádiz CF para dar las gracias por el ascenso. Eso sí, a diferencia de lo sucedido en años anteriores, la ofrenda se realizará a puerta cerrada. La imagen de este cristo, junto con el incienso, se ha convertido en imprescindible en el vestuario amarillo antes de los encuentros.

Aún está por concretar la presencia en el Convento de Santo Domingo para hacer la ofrenda a Nuestra Señora del Rosario, Patrona de Cádiz. Allí les recibiría el Padre Pascual Saturio, tal y como ha sido habitual en todos estos años. De igual modo también se celebraría a puerta cerrada con una representación del club cadista debido al momento actual.

A priori sería la primera de las visitas del Cádiz CF este verano, ya que, tal y como suele ser habitual, tocará regresar al inicio del nuevo curso para pedir al Nazareno y a la Patrona porque todo salga bien el próximo ejercicio.