José Luis Mendoza, a la derecha, presidente del UCAM
José Luis Mendoza, a la derecha, presidente del UCAM

CÁDIZ CF

UCAM: la Universidad del Deporte

Religión y actividad deportiva, señas de identidad del próximo y conocido rival del Cádiz CF

Por  13:49 h.

Lejos de ser un conjunto al uso, el UCAM Murcia aparece como un club diferente en todos los sentidos. Deporte y religión se dan la mano.

La historia nace hace 18 años. Fue entonces cuando se fundó la Universidad Católica San Antonio de Murcia, de carácter privado y propiedad de la Fundación Universitaria San Antonio (constituida en 1988). Y todo ello bajo dos señas de identidad: un patrón como San Antonio de Padua y un lema, el del apóstol San Pablo, ‘In Libertatem Vocati’.

Con sede en el Campus de los Jerónimos, situado en Guadalupe (a cuatro kilómetros del núcleo urbano de Murcia), más de 10.000 estudiantes forman ya parte de la ‘Universidad del Deporte’. Sin lugar a dudas, una cifra muy superior a la de los 60 alumnos que iniciaron la andadura. Entre sus ‘Doctores Honoris Causa’ destacan Aznar, Mayor Oreja y Del Bosque.

Ser la ‘Universidad del Deporte’ viene como anillo al dedo, ya que son dos las vertientes en las que la UCAM dirige su planteamiento deportivo: el deporte universitario y el deporte federado. En el primero representan a la entidad sus estudiantes matriculados, mientras que en el segundo de los casos se cuenta con equipos profesionales en diferentes modalidades.

Entre esos equipos federados destacan el propio UCAM Murcia CF (inicia ahora su andadura en la LFP), el UCAM Murcia Club Baloncesto (referente nacional tras la fusión del UCAM y el CB Murcia) y los equipos de tenis de mesa de la UCAM (UCAM FLOYMAPE Cartagena y UCAM Cartagena Tenis de Mesa, en especial el femenino, con numerosos títulos nacionales en sus vitrinas y campeón de Liga de la SuperDivisión Nacional).

El éxito de Río 2016

A ellos se unen otros equipos patrocinados en atletismo (UCAM Athleo Cieza), baloncesto (UCAM Jairis Alcantarilla y UCAM Murcia Club Baloncesto Femenino), balonmano (UCAM Balonmano Murcia Femenino), fútbol base (UCAM AD Guadalupe), fútbol sala (las féminas del UCAM han jugado en muchas ocasiones ante el Cádiz FSF), natación (UCAM Club Natación Fuensanta), piragüismo (UCAM AD Pinaterense y UCAM EP Mar Menor), tenis (UCAM Club de Tenis Molina de Segura y UCAM Murcia Club de Tenis) y voleibol (UCAM Voley Murcia). Sin olvidar al conjunto destinado al deporte para discapacitados (UCAM PRIMISPORT).

Y no acaba ahí el asunto, pues un convenio de colaboración en materia de becas entre el Comité Olímpico Español (COE) y la UCAM posibilita que deportistas de reconocido prestigio hayan defendido o defiendan los colores de la Universidad Católica San Antonio. Desde los piragüistas David Cal, Saúl Craviotto, Maialen Chorraut y Sete Benavides hasta las nadadoras Mireia Belmonte, Duane Da Rocha, Melani Costa y Teresa Perales. Eso sí, sin olvidar a más protagonistas olímpicos como Joel González (Taekwondo), Ruth Beitia (Atletismo), Lidia Valentín (Halterofilia), José Luis Abajo ‘Pirri’ (Esgrima), Liliana Fernández-Steiner y Elsa Baquerizo (Voley Playa). Además de los ciclistas Alejandro Valverde y Nico Almagro, Ana Carrasco (Motociclismo), Mario Mola (Triatlón), Jordi Xammar (Vela), Mercedes Chilla (Atletismo), Gisela Pulido (Kitesurf), Javier Fernández (Patinaje sobre hielo)… Un elenco innumerable de deportistas de altísimo nivel. Once de los diecisiete medallistas españoles en Río de Janeiro 2016 son alumnos de su universidad

José Luis Mendoza, origen y motor

El motor de esta idea es un empresario departamental de 65 años. Su nombre es José Luis Mendoza y como gran apasionado del deporte se siente muy orgulloso de seguir esta línea de actuación. «Estamos comprometidos con el deporte y es un orgullo seguir esta línea», afirma.

Neocatecumenal por convicción (pese a los ‘problemas’ que pudo tener con el fundador Kiko Argüello), casado con María Dolores García Mascarell y padre de 14 hijos, Mendoza ejerce su papel de líder con visión de futuro.

Seguidor de Juan Pablo II y José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, Mendoza fue misionero en 1991 en la República Dominicana, junto a su mujer y sus ocho hijos de la época. Allí asegura haber visto a la Virgen y haber recibido amenazas de muerte “por evangelizar en terreno de sectas”. A su regreso comenzó a relacionarse con los círculos de poder religiosos, ganándose la simpatía de pesos pesados de la iglesia católica como los cardenales Antonio Cañizares o Antonio María Rouco Varela. Su apoyo fue definitivo en la gestación de la UCAM.

Cercano y sencillo para unos, con una personalidad arrolladora para otros, Mendoza sigue centrado en su obra. Polémicas a un lado (el Papa ordenó investigar las donaciones millonarias de la UCAM de Mendoza al Vaticano), el papel deportivo de la UCAM es más que notorio. Con el UCAM Sports Center como instalación, el equipo de fútbol ya disputa sus encuentros en La Condomina  (antes en El Mayayo). Otro ejemplo más de su apuesta con fuerza por el deporte.

«La UCAM es una institución profundamente solidaria», apunta Mendoza, el gran mecenas del olimpismo español. Sin lugar a dudas, un club singular en todos los aspectos.