Nano Mesa no pudo marcar en El Molinón.
Nano Mesa no pudo marcar en El Molinón.

Cádiz CF

Tienen que pasar más cosas

Cervera trabaja en darle la vuelta a una filosofía que ha dejado de dar resultado

Por  12:52 h.

Hay frases que dichas por entrenadores, y sobre todo cuando las victorias le respaldan, parecen lapidarias, un axioma, una verdad intrínseca. Entre ellas, hay una de Álvaro Cervera que se acopló de buena manera en el imaginario cadista. El técnico del Cádiz CF vino a decir que a él le gustan “los partidos en los que no pasa nada”. Y hasta cierto momento no había otra que darle la razón porque francamente hasta sus rivales tenían que admitirlo con frases reconocidas como “pareces que estás dominando pero no es así” o “te marcan un gol y ni te enteras porque tú crees llevar el dominio”.

Todo eso suena, o sonaba, muy bonito porque el Cádiz CF, ciertamente, se comportaba de una manera realmente eficaz. Pero los tiempos están cambiando y otra vez, por cuarto año consecutivo, el barco amarillo no avanza de la manera tan rápida que lo hacía en la primera vuelta.

El caso es que los últimos malos resultados, unido a un juego ciertamente incierto y que se lleva practicando desde final de año, está derivando la frase de Cervera a otra menos afortunada pero que por desgracia también encerraba una gran verdad. En este caso, su autor fue el actual entrenador del Córdoba y ex del Cádiz CF, al que lo dirigió de la mano de Gaucci en Segunda B. Entonces Raúl Agné solía ganar con facilidad en Carranza todos sus partidos pero no pasaba del empate o de la derrota cada vez que le tocaba jugar a domicilio. Y claro, eso a un equipo que necesitaba subir sí o sí no le valía como era normal. Entonces, preguntado por las causas de que su equipo sumase con facilidad en casa pero se le atragantase todos los partidos fuera, el técnico de Mequinenza soltó otra de esas afirmaciones que dejan a uno desconcertado. “Los partidos sosos y aburridos se nos dan mal”, dijo para tratar de explicar que jugar en campos como los de El Palo, Villanueva de la Serena, Arroyo y demás campitos de la categoría de bronce era algo superior a las fuerzas de su equipo. Al final, Agné acabó siendo destituido y reemplazado por Antonio Calderón en esa temporada que murió en Hospitalet.

El caso no puede ser comparable pero el estilo de las frases sí que tiene su relación. Mientras que a uno (Agné) le interesaba que en los partidos ocurrienses cosas, a otro (Cervera) le va más los partidos controlados y medianamente aburridos, donde ve a su equipo con mayor control y mejor asentado.

Pero más allá de esta comparación más o menos venida a cuento, el asunto que preocupa a los cadistas es que los partidos aburridos tampoco le están sentando nada bien al equipo de Cervera, que ya no los gobierna con el temperamento y la buena mano de antes.

Pasó en Riazor, también en Ponferrada, ante el Málaga y finalmente frente al Sporting. Tres derrotas por la mínima y un empate que pudo ser también un tropiezo si Cifuentes no saca una providencial mano a un disparo de un delantero de la Ponferradina. Se le atragantan todos los partidos a los de Cervera y lo que es más grave, no suelen ser encuentros de ida y vuelta que tanto le gustaba a Raúl Agné.

En definitiva, a este Cádiz CF se le está dando mal encuentro diseñados con su propio molde, todo un problema. Consciente de ello, Cervera trabaja en cambiar la dinámica alternando dos delanteros con otros movimientos en la banda pero sin éxito alguno tal y como se comprobó con Nano Mesa actuando por la derecha. No sale nada, se sigue siendo líder, pero qué menos que comiencen a pasar cosas en partidos soporíferos que para colmo se acaban yendo por el desagüe.