Marcos Mauro marcó el gol del Cádiz CF en el Heliodoro, pero se marchó lesionado.
Marcos Mauro marcó el gol del Cádiz CF en el Heliodoro, pero se marchó lesionado.

CÁDIZ CF

Tenerife 1 Cádiz CF 1 (Crónica) Otro punto al zurrón

El líder nivela la balanza después de un complicado inicio, aunque se marcha del Heliodoro con varios lesionados

Por  23:33 h.
Tenerife
1
Cádiz
1
Ortolá; Shaq Moore, Carlos Ruiz, Mazan, Álex Muñoz; Alberto, Iker Undabarrena (Javi Alonso, 81'); Suso Santana (Malbasic, 82'), Borja Lasso (Dani Gómez, 71'), Nahuel; y Mierez.
1-0: Suso Santana (11'). El capitán 'chicharrero' pone el cuero lejos del alcance de Alberto Cifuentes tras plantarse solo ante él. Lo hizo después de una buena combinación con su compañero Mierez.
Cifuentes; Iza, Marcos Mauro (Sergio González, 66'), Fali, Espino; Garrido, José Mari; Iván Alejo (Jurado, 60') (Nano Mesa, 75'), Álex, Salvi; y 'Choco' Lozano.
1-1: Marcos Mauro (34'). 'Pacha' Espino bota una falta lateral, Garrido peina el esférico y el central argentino la caza en el segundo palo y supera a Ortolá.
Dámaso Arcediano Monescillo, comité castellano-manchego. Estuvo orientado desde la Sala VAR por Isidro Díaz de Mera Escuderos, también adscrito al comité castellano-manchego. El árbitro principal de la cita mostró cartulina amarilla al local Alberto, y a los visitantes 'Pacha' Espino, Garrido y José Mari. También amonestó al técnico local Aritz López Garai.
Encuentro correspondiente a la 16ª jornada de LaLiga SmartBank. Fue televisado en directo y en abierto por GOL TV.
Heliodoro Rodríguez López.

Un punto más a la saca y otra semana más sumando. Es cierto que de uno en uno, como sucedió una semana antes en Vallecas, pero los empates también valen su peso en oro. Sobre todo cuando tus perseguidores (salvo Fuenlabrada y Albacete) pinchan. Y también cuando, de manera sorprendente, sufres más de la cuenta en defensa después de un inicio dubitativo. Pero este Cádiz CF, aunque no comience bien y tenga que nadar contracorriente, tiene madera de líder y volvió a demostrarlo. Lo hizo al nivelar el gol de Suso con otro de Marcos Mauro. Después, con las aguas más tranquilas, supo jugar sus bazas aunque se viene de las islas con Marcos Mauro y Jurado lesionados, y Fali ‘tocado’.

Pocas piezas movió Álvaro Cervera en su enésima vuelta al Heliodoro Rodríguez López. Si atrás confió una vez más en los mismos, los dos únicos cambios llegaron en la medular y en el ataque. Primero con el regreso de Garrido al once junto a José Mari, que al final sí pudo estar disponible. El damnificado fue el canterano Sergio González pese a su meritorio papel en Vallecas. Y arriba con la apuesta por el ‘Choco’ Lozano, que también regresaba a la isla tinerfeña, en lugar de otro exblanquiazul como Nano Mesa. El ‘catracho’ regresaba a la titularidad.

Más difícil lo tuvo Aritz López Garai, en la cuerda floja (no ganaba en su feudo desde la segunda jornada ante el Numancia), para poner en liza su once, sin los importantes Aitor Sanz y Luis Milla en la sala de máquinas. Además, Bermejo y Luis Pérez tampoco llegaron a tiempo.

Y fue muy extraño pero el Cádiz CF no salió bien al césped. Pese a la necesidad, el Tenerife supo apretar a los amarillos. Lo hizo con paciencia, toque y calidad. Sacando el esférico con precisión y dejando sin efecto la presión gaditana. Así, la osadía de Nahuel con un intento tan lejano como estéril fue el primer aviso de un equipo local que, pese a estar necesitado, no renunciaba a su posesión.

A priori todo podía estar en orden para un Cádiz CF acostumbrado a batallar en estas lides, donde ya es un auténtico maestro. Pero no era así. Y no era así porque los insulares llegaban con cierta facilidad al área amarilla. Y en una de esas, cuando acababa de pasar el décimo minuto, Suso Santana, que ya le había sacado una tarjeta a ‘Pacha’ Espino tras una filigrana, no falló. El capitán ‘chicharrero’ puso el cuero lejos del alcance de Alberto Cifuentes tras completar una brillante combinación con su compañero Mierez, desarbolando a la pareja de centrales.

Por la banda del ‘Pacha’ llegó el siguiente aviso, que no pasó a mayores porque Borja Lasso no estuvo atinado con su tiro desde la frontal del área. Los de Cervera trataban de dar un paso al frente pero no eran capaces de poner contra las cuerdas a Ortolá. Era el momento de jugar a lo que menos gusta. Las contras eran para el Tenerife.

El paso al frente da resultado

Hasta que llegó el primer aviso poco antes de la media hora. Bastó con una incursión de Salvi por la izquierda (otra vez en esta banda al estar Iván Alejo en el once) para que ‘Choco’ la empalara de primeras y la estrellara en la cruceta. De inmediato, el potente Shaq Moore respondía con un chut alto y Mierez, el argentino que llegó al Alavés en verano por 2,2 millones de dólares, ponía a prueba a Cifuentes.

El partido ya era otro, con un Cádiz CF más combativo. Así llegó la igualada en el 34′. Fue fruto de la estrategia, ese filón que cada semana se entrena en El Rosal. ‘Pacha’ Espino botó una falta lateral, Garrido peinó el esférico y Marcos Mauro la cazó en el segundo palo para superar a Ortolá. Otra vez el bendito balón parado.

Mientras, entre idas y vueltas, Borja Lasso no completaba una combinación entre Nahuel y Mierez. Era la hora de llegar al descanso, con una versión mucho más reconocible del líder pese a las ‘concesiones’ defensivas.

A la vuelta continuó el ataque a cara descubierta entre ambos. El equipo blanquiazul tiraba de orgullo aunque se mostraba algo más impreciso. Y entonces, a la hora de encuentro, Jurado fue el elegido para relevar a Iván Alejo y poner pausa. Salvi, por tanto, pasaba a la derecha.

Cuando Jurado buscaba sin suerte incomodar a Ortolá, Cervera tuvo que mover de nuevo el banquillo. Esta vez por obligación al pedir Marcos Mauro el cambio. El goleador dejaba su sitio al polivalente Sergio González, al que le tocaba ser central. Como tantas veces hizo en el filial.

El calvario de Jurado

Y de lesión a lesión porque Jurado apenas duró un cuarto de hora sobre el rectángulo de juego. La preocupación empieza a ser notable. No es para menos. Como recambio entraba Nano Mesa, otro de los que regresaba al Heliodoro. Sin embargo, José Mari fue el único que lo intentó, aunque sin éxito, de ahí al final.

Con un Tenerife que buscaba cambiar la dinámica con sus cambios en la recta final, Malbasic avisaba sin éxito en su primer acercamiento. Luego llegó el turno de Mierez. Y al final el de Javi Alonso.

Nada más cambió en un duelo de agallas que acabó con Mierez y Fali exhaustos en la última galopada. El punto había merecido la pena.