Fali en un lance del partido ante el Racing
Fali en un lance del partido ante el Racing

Cádiz CF

El sueño vivo de un obrero del fútbol

"Si subimos me traigo a mi padre a vivir a Cádiz para que viva esto conmigo", dice el recién renovado Fali

Por  18:00 h.

Fali vive en un sueño. No es para menos. Llegó el curso pasado para cubrir la baja de Pantic, un central serbio del Dinamo de Kiev que se lesionó de gravedad, y lo hizo procedente del Nàstic, un equipo con todos sus huesos ya en Segunda B. El club catalán, donde no estaba bien, se lo cedió al Cádiz CF, que el pasado verano pagó los 200.000 euros para ejecutar su compra.

Pasado el tiempo, el defensa valenciano se ha ganado el cariño de la grada y la confianza del entrenador. Y también del club, que lo acaba de renovar dos temporadas más. Ahí es nada el vuelco que ha dado su vida. Para bien.

Este martes pasado Fali era el protagonista en las tertulias de El Faro de Radio Cádiz, donde se explayó para contar la felicidad que le llena. «Renovar hasta 2024 me ha dado la vida. Ha sido muy fácil, hasta mi familia alucinó porque ni se habían enterado. Yo le decía de cachondeo al presidente a ver si me renovaba por si picaba. Y un día me dijo ‘bueno, pues ya está’. Y estoy muy agradecido a él porque esto está siendo de locos. Está siendo un sueño. Vine aquí después de estar en el Nástic con lo que pasó, vine para un mes y me dio mucha pena que nos quedáramos sin ‘play off’, y ahora estar primeros… esto es un sueño. La gente aquí parece que es mi familia. Ojalá a ver si podemos conseguir el sueño que tengo desde hace muchos años, subir a Primera División».

Se deshizo en elogios a la hora de hablar de Cervera. «Le debo mucho al míster. Es una de las personas más importantes para mí. Si el míster no te pone al final no te renuevan. Estoy renovado porque él me está poniendo. Sin él y sin el presidente la renovación no habría sido posible».

Destacó la importancia del buen rollo en el vestuario. «Ver la imagen de mis compañeros después de ganar en Las Palmas, ver las caras de José Mari, Marcos Mauro… ufff. Competir en este equipo es lo mejor que me ha pasado en mi vida. Es que somos una familia. En otros equipos que he estado eres amigo de tus compañeros, pero aquí no. Somos una familia».

Como no puede ser de otra forma sueña con ascender. «Es lo que he soñado desde pequeñito. Me han contado cómo se viven aquí los ascensos, he visto fotos de otros y puede ser una locura». Ya sabe qué hará si eso se logra. «Haré que mi padre se venga a vivir conmigo a Cádiz. Le pondré un piso de alquiler y vivirá eso conmigo».