Salvi y Alvarito, en un entrenamiento de esta pretemporada.
Salvi y Alvarito, en un entrenamiento de esta pretemporada.

Cádiz CF

Ni Sevilla ni Levante pujarán más por Alvarito y Salvi

El mercado rebaja las aspiraciones del presidente cadista casi que a la mitad

Por  11:00 h.

Está la cosa complicada. La oferta de la ley y la demanda es lo que tiene y hoy por hoy el precio que en un principio puso Manuel Vizcaíno como condición para vender a sus dos mejores jugadores está muy por encima de lo que los compradores están dispuestos a soltar. Para colmo, el hecho de que el presidente fuese tajante con el asunto hizo que muchos de los que estaban dudando en hacer una oferta por Salvi o por Alvario se echasen para atrás hasta no ver más adelante cómo va la situación.

Y la situación no es que vaya muy bien. Al menos, en cuanto a los intereses económicos de un Cádiz CF que está loco por hacer ingresos y así poder satisfacer las peticiones de su entrenador así como ajustar el balance económico de la pasada campaña que aún colea.

Otro paso que dio el Cádiz CF y que no ha ayudado nada en que el interés por ambos jugadores se multiplique para así poder venderlos al mejor postor fue el hecho de que se sabiese que la entidad que preside el sevillano Vizcaíno declinase la oferta de cinco millones de euros por Álvaro García. Ahí es nada. Cinco millones de euros por un jugador que ni siquiera ha pisado la Primera División y que en el Cádiz CF será difícil que rinda mejor de lo que ya lo ha hecho. Porque ese es otro de los motivos que argumentan quienes dentro del club quieren vender tanto al utrerano como al sanluqueño.

La psicología de ambos jugadores puede que les lleva a bajar los brazos de una forma sin pretenderlo dado que la ambición que perseguían el año pasado ven, con el paso de las fechas, que se estanca, que no llegan a esa Primera División que tienen la posibilidad de alcanzar en el caso de que su club aceptase una de las ofertas que han llegado a la entidad cadista.

Hasta el momento puede decirse que por Álvaro García hay una cantidad que el Sevilla estaría en disposición de pagar. Por supuesto, muy lejos de esos ocho millones de euros que marca su cláusula de rescisión. En concreto, el club de Nervión aflojaría tres millones de euros por un jugador que le encanta a su nuevo entrenador, Pedro Machín, ex del Girona. Desde la directiva hispalense se asegura que no tienen pensado subir más la oferta.

Misma política que se sigue en el Levante, donde interesa desde hace varios meses el extremo diestro del Cádiz CF, que en su caso tiene una cláusula de rescisión de seis millones de euros. Pues bien, la entidad granota habría ofrecido algo más de un millón de euros y desde ese límite tampoco tienen pensado moverse.

Por tanto, la rampa de salida para estos dos jugadores se pone más cuesta arriba de lo que se pensaba ya que sería difícil de explicar cómo se rechaza una oferta china de cinco kilos y más tarde se acepta una inferior.

Además de Sevilla y Levante hay más clubes interesados en ambos jugadores (Valencia, Leganés, Getafe, por decil algunos), pero en el caso de que no superen las cantidades que espera el Cádiz CF le tocaría a Cervera un trabajo extra de motivación con uns futbolistas a los que se les prometió Primera.