Sergio Sánchez, en un entrenamiento.
Sergio Sánchez, en un entrenamiento.

Cádiz CF

Sergio Sánchez vuelve al gimnasio y enciende las alarmas en una defensa ya de por sí lastrada

El defensa catalán ha entrenado esta semana en el gimnasio y todo apunta que no volverá este sábado

Por  18:42 h.

No está siendo el año de los defensas. Todo empezó en pretemporada con una política de fichajes cuanto menos discutible de Juan Carlos Cordero, que confió a ciegas en solo tres hombres (Servando, Kecojevic y Marcos Mauro) más el recurso polivalente de Edu Ramos, que en teoría también venía como recambio para José Mari, sobre quien había las dudas lógicas de saber cómo se recuperaría de su lesión grave en Zaragoza de la pasada campaña.

Pues bien, pasado el tiempo los problermas se han centrado en el centro de la defensa y no en el centro del campo, de donde ha tenido que huir Karim Azamoum en busca de los minutos que le tapan Garrido, José Mari, Álex Fernández y el nombrado anteriormente Edu Ramos.

El caso es que esta semana todo indicaba que Sergio Sánchez, tras entrenar la pasada con normalidad y casi entrar en los planes de Cervera para la convocatoria en Almería, volvería, al menos, a ser uno más. Pero no ha sido así. El pasado miércoles el defensa barcelonés no aparecía por el terreno de juego principal del Rosal y todo hacía ver que sus molestias se habían vuelto a reproducir una vez más.

Sergio Sánchez entrenó el pasado miércoles y ayer jueves nada se supo de él al trabajar el equipo en la ciudad deportiva a puerta cerrada. El central no juega desde el 14 de diciembre, día en que cayó lesionado en el encuentro celebrado en Málaga.

Así las cosas, para este encuentro todo indica que Álvaro Cervera volverá a tener que confiar en los centrales que más minutos acumulan dado también las circunstancias del eterno lesionado Servando. Marcos Mauro y Kecojevic volverán a ser los jefes de la retaguardia mermada.