Cádiz CF

Salvi se vuelve a reivindicar con otro gol que celebra de manera especial

El jugador recordó hace días que su situación «es complicada» y espera que el club atienda sus razones

Por  21:16 h.

Salvi ha vuelto por sus fueros. Volvió a marcar en Carranza y volvió a celebrarlo de una manera especial. Si ante el Elche su celebración no fue muy colectiva que se diga, este pasado sábado, ante Las Palmas, celebró su golazo señalandose su nombre que lleva a la espalda. Si en en el campo parece haber recuperado la alegría, no así parece que le vaya en lo estrictamente profesional.

La cosa parece clara. Él mismo lo dejó dicho hace una semana y media. «Mi situación es complicada», aseguró para recordar que tenía un compromiso de Juan Carlos Cordero que recogía la idea de salir a un equipo de Primera o, en su defecto, mejolarle el contrato. «Yo hace cinco años estaba trabajando (de albañil) y ahora a mis 27 años tenía la oportunidad de firmar un contrato de Primera. Y un contrato de Primera me salva la vida. No a mí solo, a mi familia también», dijo cargado de razón y con una humildad aplastante.

Por todo ello, Salvi sabe que se encuentra en un momento clave para que la élite vuelva a fijarse en él en este mercado invernal. Reconoce que en las primeras jornadas estuvo como ausente. «Llevo un mes que no he estado y mira que me debo a un club y lo he intentado. Pero son muchas noches sin dormir, muchas conversaciones con mi padre, con mi gente… El fútbol da diez años y el día de mañana igual no soy nadie», comenta ante el miedo evidente de no dar ese paso en el escalafón por el que pueda arreglar su vida gracias al balón. «En Segunda se vive bien, pero en Primera te da la vida», repite.

Y en esas está aunque sin la persona que le prometió una mejora notable en el contrato en el caso de que no llegase una oferta que se acercase a su cláusula como sí le pasó a Alvarito. «A Juan Carlos Cordero no le puedo reprochar nada porque ya no está», señala.

Ahora la pelota está en el tejado del nuevo director deportivo Óscar Arias, con quien «aún no ha habido ningún tipo de acercamiento», contaba Salvi.

A falta de un mes para que se abra el mercado invernal, a Salvi se le abre una puerta a la esperanza. El sanluqueño espera que Arias se siente a hablar con su representante para bien rebajar las pretensiones del club para traspasarlo a un Primera (la cláusula que tiene es de 6 millones) o bien mejorarle el contrato al nivel de Aketxe o Álex, los dos que más cobran de la plantilla. Él, aunque le cueste, deberá seguir centrado en el balón para que las ofertas lleguen y presionen al club.