Salvi, en un entrenamiento.
Salvi, en un entrenamiento.

Cádiz CF

Salvi: “Lo único que me falta es que me entre la pelota”

El sanluqueño admite no estar haciendo el papel de antaño, pero no busca excusas y piensa en positivo

Por  13:37 h.

Salvi es uno de esos jugadores por el que el cadismo se pregunta qué le pasa que no está dando su mejor versión. Pues bien, las primeras preguntas que se le han hecho este jueves radiaban sobre ese tema que el sanluqueño trató de contestar con su verdad. Y su verdad, no suena mal. Solo hay que tener paciencia tal y como él se explica. “La verdad es que me estoy encontrando bien en este final de temporada si se compara con las dos últimas que acabé roto. Espero seguir así y estoy tratando de no lesionarme”.

Sin duda, que sea uno de los jugadores más empleados por Cervera en una Liga en la que no está siendo todo lo regular que desearía indica mucho de su trabajo. Y aquí, la competencia tiene mucho que ver. “Siempre es importante que un club vaya creciendo y trayendo a gente que ofrezca competitivad al equipo porque eso es síntoma de que la cosa va para arriba.  Siempre es bueno tener competencia porque así tu nivel siempre es el máximo posible”, dice.

¿Qué le falta a Salvi para ser el que era o no termina de ser? Muy fácil. “La confianza del míster la tengo, creo.  También la de mis compañeros e incluso la mía; lo único que me falta es que me entre un poco la pelota. Cuando eso sea así, irá todo rodado porque el equipo está haciendo buenos partidos y yo me estoy encontrando bastante bien de camino a este final de temporada”.

Y es un hecho que a Salvi no se le ve más en el apartado físico. “Estoy llegando fresco a los últimos minutos pese a que es verdad que el míster me está sustituyendo. Estoy en la fase esa en la que hago todos los esfuerzos físicos y me encuentro bien y rápido de piernas. Esa es la línea que quiero seguir porque estoy seguro que la pelota acabará entrando”.

Pero a pesar de lo que diga. mucho aficionado lo ve uno o dos listones por debajo de su rendimiento pasado. Salvi hace por entenderlo, pero ofrece sus argumentos. “Puede que las sensaciones sean esas pero cada vez intento más llegar a la línea de fondo, meter más pases de gol, pero bueno, los partidos cada vez son más difíciles porque los equipos ya nos conocen. Hay que pegar un nuevo apretón de tuerca en este final de temporada para que todo siga por la misma senda”.

Más allá de que juegue o no todo lo que cualquiera desearía, Salvi felicita al club por la plantilla que ha confeccionado. Tiene sus razones para ello y mira por el escudo. “Todos los futbolistas de arriba creo que podemos jugar en cualquier posición. Eso es bueno porque aumenta la competencia en cada zona y el entrenador tiene a más gente metida en cada partido, no solamente a dos. También es bueno para el reparto de minutos y esperemos que ahora se note porque cuando se utiliza siempre a los mismo once al fin y al cabo siempre ocurre un bajón de rendimiento en 40 jornadas. Estamos haciendo las cosas bastante bien aunque estos últimos resultados no lo digan. El equipo está fresco de piernas y se supo reponer al 0-1″, comenta sobre el el último encuentro ante el Lugo.

Salvi corrige, precisamente, a un periodista cuando le pregunta que qué ha ocurrido ante Lugo y Elche en donde solo se ha podido sumar un punto. “No son accidentes porque todos nos jugamos algo, pero es verdad que en las dos últimas temporadas fue coger la salvación (50 puntos) y entrar en una racha bastante complicada aunque salimos de ellas. Lo mejor de alcanzar un objetivo es ponerte otro rápido y ahora no es otro que sumar de tres en tres lo antes posible”.

Este domingo visita Carranza el Córdoba, un muerto viviente prácticamente. Sin embargo, el extremo avisa de que las confianzas es el peor de los amigos porque “cualquier equipo que juegue en Segunda te puede ganar. Eso lo sabemos todos en el vestuario. Y si no tienes la cabeza bien puesta te puede meter hasta cuatro. Tenemos bien puestos los pies en el suelo y sabemos que hay que ir partido a partido, no volverse loco por querer ganar todos para verse en Primera porque es contraproducente. No hay que mirar más que al partido siguiente que se tenga y hacer lo mejor que sabemos es hacer que es correr, robar, salir y que no cojan la espalda para crearte ocasiones. Esa es nuestra forma de jugar y lo que nos ha dado salvarnos tres temporadas consecutivas optando a todo. Aplicar nuestro fútbol es clave”.

No es la primera vez que Salvi habla desde la humildad del jugador que proviene de campos de barro. Y una vez más, el de Sanlúcar se expresa como lo que es cuando se le pregunta por su objetivo. “Yo, por como juego, de donde vengo y de la manera que pienso, la mayor motivación que hay para un futbolista es subir a Primera. Si encima le añades el plus extra de motivación de que estás en Cádiz, con una afición que va a muerte contigo con cualquier carrera que hagas como ya viví en el ascenso de Segunda B a Segunda y que fue una locura que yo estuviese en el autobús sentado y yo no tuviera cojones ni de ver PuertaTierra porque era todo amarillo… Todo eso es una motivación extra, pero meterte presión para un partido no. Pero claro que sirve para esforzarte todavía más en todo. Desde correr más, a defender más, a presionar más y a marcar cuanto antes, mejor”.

Por último, volvió a recordar lo peligroso que sería acomodarse ante el Córdoba. “Lo primero cuando me enfrento al rival que sea es tenerle respeto. Lo primero porque está en Segunda y eso significa que tiene a jugadores muy buenos independientemente que la clasificación le haya puesto arriba o abajo. Después de eso, si damos el mejor nivel seguro que estamos más cerca de ganar. Espero a un Córdoba que no nos deje hacer lo más fuerte nuestro mientras intentan no fallar en lo suyo. Se juegan la vida y vendrán con el cuchillo entre los dientes. Habrá que ir paso a paso y estar muy concentrados para dar nuestro mejor nivel”, concluyó.