Salvi se lleva las manos a la cabeza durante el partido en Lugo.
Salvi se lleva las manos a la cabeza durante el partido en Lugo.

Cádiz CF

Salvi, dos de dos

El sanluqueño, tras su paso por el banquillo, vuelve por sus fueros

Por  11:53 h.

Hay jugadores a los que un paso por el banquillo le viene que ni pintado. ¿Es Salvi uno de ellos? Pues por lo último que se ha visto podría decirse que sí.

El sanluqueño acabó el año pasado realmente bien pero su expulsión en Carranza en el último partido de 2019 ante el Numancia y que se acabó perdiendo por ese motivo le comenzó a lastrar sin él apenas percatarse de ello. Lo cierto es que una vez cumplida su sanción en Ponferrada, Cervera le tenía reservado su puesto en el once pero el extremo diestro comenzó a flaquear. Su juego, su chispa, parecía la misma pero evidentemente su incidencia en los partidos bajó a marchas forzadas al mismo tiempo que la dinámica positiva del equipo. Casualidad o no el caso es que según avanzaban las jornadas del nuevo año Salvi volvía a parecerse más a la versión de la campaña anterior que al comienzo de la presente.

Así fueron sucediéndose las jornadas, con alguna alternancia en el banquillo con Alejo pero siempre con protagonismo moderado. Sin embargo, llegaron los dos únicos partidos que el Cádiz CF ha perdido de manera consecutiva esta temporada y Cervera dijo basta en beneficio de todos.

El Cádiz CF se medía al Málaga en Carranza después de su victoria en Las Palmas, donde Salvi acabó en la banda izquierda el partido para dejar a Iván Alejo descoser la defensa canaria para sentenciar el encuentro. Tras esa victoria, el cadismo esperaba seguir la dinámica en el derbi en un encuentro que resultó ser decepcionante debido al pésimo juego de ataque del conjunto gaditano. Salvi jugó los 90 minutos pero en ninguno de ellos pudo llevar peligro al área malacitana.

Esa derrota hizo mella en el equipo, que a la jornada siguiente le tocaba jugar en El Molinón, donde Salvi volvería a disfrutar de la titularidad. Ante el Gijón, fue desde su banda donde más lo intentó un Cádiz CF que apenas inquietó la portería asturiana. Para colmo, el Sporting se llevaba el partido con un solitario gol y a Cervera le tocaba hacer cambio de planes. Y deparó en Salvi.

Fue ante el Almería, en Carranza, donde el entrenador relevó al sanluqueño al banquillo en beneficio de Alejo, que llevaba varios encuentros pidiendo algo más de minutos. El duelo se puso feo con el 0-1 pero rápidamente el Cádiz CF empataba gracias a una jugada de Perea por su banda izquierda que acabó en gol debido a un despeje en propiameta de un zaguero indálico. Y así, con empate en el marcador y ya en la segunda parte, Cervera volvió a echar mano de un hombre que no le fallaría. ¡Vaya que si no le fallaría!

Y es que fue gracias a una galopada de Salvi, que aguantaba una tarascada de un contrario mientras se evadía de otro, con la que llegaría el gol de la victoria gaditana después de que el sanluqueño arribase a la línea de fondo y metiera un balón en la boca de gol donde aparecería con rabia Álex Fernández. Sin duda, ese despertar del extremo diestro le concedió el visado para ser de nuevo titular este pasado viernes en Lugo, donde tampoco decepcionó.

Aunque en el Anxo Carro le tocó salir por la izquierda debido a que Alejo mantuvo su titularidad en la banda derecha, la expulsión de Cifuentes mediada la primera mitad le devolvió a su hábitat natural, la diestra. Y fue desde ahí donde controló una maravillosa apertura de José Mari para tras levantar la cabeza y ver a Lozano enviarle un delicioso balón para que el hondureño, en colaboración suprema con el central Marcelo Djaló, adelantase al Cádiz CF en el marcador poco después de haberse quedado con un jugador menos. Con esta nueva asistencia, Salvi completaba su segunda jornada consecutiva poniendo el último pase, el que dicen muchos que es más importante.

Los minutos restantes, al igual que todo el equipo, Salvi se fue deteriorando dado el tremendo esfuerzo al que el Lugo le sometió en la segunda parte. Pero al margen de ello, Salvi parece haber vuelto de nuevo para quedarse en una recta final liguera donde sus piernas deben ser trascendentales para el caminar a Primera del Cádiz CF.