Salvi y Álvaro, renovados por el Cádiz CF.
Salvi y Álvaro, renovados por el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Salvi y Alvarito, vivencias paralelas

El Cádiz CF vuelve a perder a un hombre clave en su equipo como consecuencia de otra dura entrada de un jugador rival

Por  18:21 h.

A ambos lo quiso el Getafe y a ambos los renovó el Cádiz CF. Ambos son rápidos y letales y a ambos adora la afición. Ambos tienen futuro en Primera y ambos constituyen el 90% del ataque cadista. Salvi y Alvarito están viviendo demasiadas vivencias paralelas. Buenas y malas. Las peores son las lesiones. Ambos en la rodilla y ambos por la entrada de un rival.

El caso es que al Cádiz CF le ha mirado un tuerto. No es normal la mala suerte que está teniendo en este primer tercio liguero. No hay que irse muy lejos en la memoria para nombrar el último infortunio que le pasaba a una de las estrellas del equipo. Para colmo, también se lesionaba en un momento dulce de forma del futbolista en cuestión.

Le pasó a Álvaro García en su reencuentro con la afición cadista después de su ‘affaire’ con el Getafe. El jugador utrerano jugaba una espléndida segunda parte ante el Nàstic, al que sentenciaba con un golazo tras robar un balón en el centro del campo y colarse en el área grana para poner el balón en la escuadra consiguiendo el 2-0. Poco después, su excompañero Eddy Silvestre le golpeaba en la rodilla y lo retiraba del campo lesionado.  A las dos jornadas regresaba pero bajo de forma y no ha sido hasta hace poco cuando el extremo zurdo ha comenzado a dar la sensación de recuperar el estado de forma óptimo.

Se da la circunstancia que mientras Alvarito estaba en el dique seco tuvo que ser Salvi el que tirase del carro. El extremo sanluqueño ha sido la principal fuente de peligro del once amarillo aunque finalmente la crisis de resultados dice que la baja del ex del Granada B ha pasado factura de forma notable,

Como también puede pasar la de Salvi, que ha visto como una entrada del almeriense Pozo le puede retirar lo que queda de año de la circulación. Otro contratiempo gravísimo para Cervera, que por fin veía como con la recuperación de Alvarito iba a volver a poder echar mano de los dos jugadores que le dan todo el sentido del mundo a su estilo de juego.

La situación en la que caía lesionado Salvi se parece muchísimo a la que ya vivió su compañero Álvaro. Porque el Cádiz CF también ganaba por dos goles de diferencias y el encuentro parecía resuelto. Además, también Cervera tenía pensado cambiarlo minutos antes de que el rival de turno, en este caso Pozo, le golpease la rodilla en un lance del juego. Ahora será Álvarito el que tenga que tirar del carro.