El presidente de la Federación Española, Luis Rubiales.
El presidente de la Federación Española, Luis Rubiales.

Cádiz CF

Rubiales propone un tablero exprés para acabar las ligas en Segunda B y Tercera

LaLiga, de momento, sigue apostando por la finalización 'normal' de la temporada a puerta cerrada y en verano

Por  11:21 h.

La Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales quiere adelantarse cuanto antes a la problemática situación degenerada en el calendario a costa del coronavirus y ha propuesto una medida muy discutida y que consiste en que los primeros de grupo de los cuatro que hay en Segunda B se jueguen el ascenso directo a un único partido y dejaría pasar la temporada sin descensos en Segunda B y Tercera.

Así lo ha anunciado este pasado martes la Federación en una nota en que se dice que Rubiales ha enviado una carta a sus homólogos de las federaciones territoriales con el fin de dar a conocer un conjunto de reflexiones que surgen tanto de la reunión ha tenido con el Consejo Superior de Deportes.

«En el sondeo a todos los colectivos del fútbol se planteará dar por finalizada la competición regular mediante un mecanismo exprés planteado a través de un modelo uniforme en todo el fútbol no profesional español llevado a cabo de la misma manera en todas las Comunidades Autónomas», se dice en la nota. «Se desarrollaría un mecanismo exprés de ascensos mediante un sistema de ‘play off’ a partido único, a ser posible con sistema de concentración, con el fin de garantizar, al menos, el mismo número de ascensos que estaba previsto en el inicio de la competición», se añade.

En esta situación excepcional, no habría descensos en la presente temporada. En este sentido, se trabajarían los mecanismos oportunos para incrementar el número de equipos por grupo o creación de nuevos grupos con una vigencia máxima de tres o cuatro temporadas hasta que se acometa de manera planificada la pertinente reestructuración que convierta en elite las competiciones no profesionales mediante un equilibrio económico sostenible y adecuado.
Estas actuaciones se llevarían a cabo en Segunda B, Tercera, en las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala así como en todas las competiciones estatales de la categoría juvenil.

Respecto a las categorías inferiores también se abre el debate a sobre cual es el modelo idóneo para la finalización de las competiciones partiendo de una premisa que está por encima de las competiciones como son los estudios de los futbolistas y su salud y la de sus familiares dando opción si así se acuerda a dar por finalizadas las competiciones.

Respecto a la operatividad del nuevo escenario, la RFEF mantendrá la Comisión Mixta para ofrecer garantía a los jugadores y facilidades de pago a los clubes. Además, el Fondo de Garantía Salarial se multiplicará por dos para subsanar cualquier contingencia inesperada.
En un principio, todos los equipos clasificados para los ‘play off’ se trasladarían a Las Rozas, donde se jugarían los partidos de todos ellos a puerta cerrada y con la seguridad de que no hubiera desplazamientos. Asimismo, desde la ciudad deportiva de Pinatar, en Cartagena, también se han ofrecido para albergar como sede esta hipotética fase de ascenso exprés tanto en Segunda B como en Tercera.
Como es lógico, estas medidas no afectarían al fútbol profesional de Primera y Segunda, pero sin duda que todo el mundillo ya se está haciendo eco de una medida que, de seguir así las cosas, podría barajarse para finiquitar las competiciones en las categorías de oro y plata español. Y es que el escenario de una sede única ya se ha puesto sobre la mesa para jugar las últimas once jornadas desde algunos sectores como el hotelero canario, que ya hace una semana propuso llevar a todos los equipos de Segunda a las islas afortunadas para terminar allí, y concentrados, la temporada.
Hasta el momento, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, no se ha manifestado sobre esta medida que quiere impulsar Rubiales. Así pues, la idea de la patronal se mantiene siendo la misma y no es otra que acabar la temporada como sea. Esto es, a puerta cerrada y llevando el calendario hasta el mes de julio e incluso agosto.