Momento previo al gol de Dani Güiza en Alicante.
Momento previo al gol de Dani Güiza en Alicante.

CÁDIZ CF

El Rico Pérez, un escenario de leyenda cadista

Este martes se cumplen dos años del último retorno del Cádiz CF a la categoría de plata del balompié nacional

Por  7:00 h.

Un resbalón del defensa contrario que recogió Dani Güiza, hizo temblar el Rico Pérez. Un gol que llegó en forma de ascenso, después de seis años de lucha en el pozo. Se respiraban nervios, tensión y mucha emoción en los minutos previos al encuentro, mientras que una marea amarilla invadía el territorio alicantino. Era un partido importante y la afición no quiso fallar.

El encuentro no empezó del todo bien para el conjunto amarillo. Un Hércules con ocasiones y dominio durante los primeros minutos puso en tensión al Cádiz CF. Pero una jugada en el minuto 19, con un fallo del central Alex Muñoz que supo aprovechar Güiza, ponía por delante a los de Cervera. Aficionados, jugadores y banquillo, celebraban el gol con euforia que desató la locura en Alicante.

Una continua celebración de los aficionados cadistas durante el encuentro, motivó al equipo a dominar gran parte del partido. Con Aridane, dueño completo del área, y Cifuentes, guardián bajo palos pudieron defender las oportunidades que creaban el equipo rival. Pero no era hasta el pitido final cuando los gaditanos pudieron respirar tranquilos y asimilar que habían ascendido a la categoría de plata. Los casi 4.000 aficionados desplazados derramaban lágrimas tras el final del partido. Pero eran lágrimas de alegría al saber que después de seis años de decepciones y altibajos, salían del pozo.

La fiesta continuó tras el encuentro y al día siguiente, donde la capital gaditana tiñó las calles de amarillo. Un autobús lleno de ilusión, ganas, y entusiasmo paseaba al grito de ”Somos de Segunda”. Jugadores y cuerpo técnico mostraban la satisfacción celebrando el ascenso con los aficionados cadistas en un día histórico para el club.

Muchos de los jugadores que completaban la plantilla aquella temporada, siguen su trayectoria en otros equipos. Como la del delantero Dani Güiza, actualmente jugador del Atlético Sanluqueño, que el pasado domingo consiguió el objetivo de dar el salto a la división de bronce. Y otro de los delanteros que luchó en el conjunto gaditano fue Lolo Plá, recién ascendido a Segunda División con el Elche CF que será rival esta temporada contra el Cádiz CF. El mediocentro David Sánchez continúa su carrera en el Real Murcia.

Actualmente el conjunto amarillo sigue soñando con jugar en la élite del fútbol español. Si es verdad que la fe mueve montañas, que se lo digan al Cádiz CF. Se abre un nuevo camino, una nueva oportunidad para conseguir un pase de oro. Y lo mejor está por venir.