El Rayo Majadahonda ganó en Riazor.
El Rayo Majadahonda ganó en Riazor.

Cádiz CF

Riazor espera salir del letargo

El conjunto deportivista no gana en su estadio desde el pasado mes de enero, que lo hizo ante el Albacete

Por  14:25 h.

El Deportivo de La Coruña no pasa un buen momento por su feudo pese a estar clasificado en la sexta posición y con derecho a jugar el ‘play off’ de ascenso aunque con el permiso del Málaga, al que hay que sumarle tres puntos de su enfrentamiento ante el Reus.

Pero el caso es que el próximo rival del Cádiz CF le pesa su estadio. De hecho, de no ser por las dos últimas victorias a domiclio conseguidas en Soria y Zaragoza, los de Pep Martí estarían lejos del objetivo del ascenso puesto que sus números como local son muy malos. Una de las consecuencias de esta irregularidad en su cancha fue la destitución a comienzos de abril de Natxo González, un entrenador que comenzó enamorando a una afición que se convirtió en ‘enemiga’ dado que en Riazor solía encallar.

No obstante, la llegada de Martí al banquillo deportivista tampoco ha hecho cambiar demasiado las cosas en casa, donde el Deportivo no consigue ganar desde el pasado 20 de enero, que lo hizo al Albacete 2-0 gracias a los goles de Fede Cartabia y Borja Valle. Desde entonces, el conjunto gallego ha entrado en un periodo de letargo en su estadio del que no consigue salir ni con un entrenador nuevo ni con una mentalidad recién adquirida por parte del equipo.

Desde aquella victoria ante un rival directo, por Riazor han pasado Tenerife (0-0), Nástic (1-1), Alcorcón (2-2), Las Palmas (0-1), Almería (0-0), Rayo Majadahonda (0-2) y Extremadura (1-2). Siete equipos y siete partidos ante los que la afición gallega no ha podido disfrutar de ninguna victoria. Obviamente, el clima se fue convirtiendo en irrespirable para Natxo González, que dejó su puesto a un PepMartí que no ha conseguido darle la vuelta a la situación. Y es que los cuatro empates y las tres derrotas han dejado un saldo negativo de cuatro puntos de los posibles 21. ahí es nada. Un balance que de no ser por los buenos resultados logrados fuera de Riazor harían imposible que en estos momentos el Deportivo estuviera luchando, como está, por una plaza en los puestos de ‘play off’.

De hecho, las dos últimas victorias logradas en Zaragoza y Soria han motivado al entorno del equipo y se ha vuelto a pensar, de la noche a la mañana, en la posibilidad de un ascenso directo. Una opción que esta misma semana se encargaba de descartar, desde la prudencia, el portero Dani Giménez, que no por creer que «se pueden ganar los cinco partidos que restan», opina que el ascenso directo es complicado debido a que los otros rivales también juegan.

Así las cosas, el ambiente en Riazor será idóneo para el equipo local, que comenzará el partido con un punto menos y con la obligación de sumar los tres para, de entrada, adelantar en la clasificación al Cádiz CF. No obstante, este clima igual puede ser positivo para el Dépor como contraproducente en el caso de que los hombres de Cervera puedan adelantarse en el marcador.Y es que sin duda un octavo partido consecutivo sin poder ver a tu equipo lograr una victoria sería demasiado para una afición a la que se le vendió el objetivo del ascenso directo.