CÁDIZ CF

(VÍDEO) Rhyner: «De central estuve muy cómodo y de lateral fue un cambio brusco para mí»

«Físicamente hay que prepararse, pero también psicológicamente porque sin cabeza no va a funcionar nada», asegura el zaguero suizo-peruano

Por  14:18 h.

«Puedo jugar como lateral izquierdo y como central, me siento muy cómodo en ambas posiciones». Con esta carta de presentación llegó Jean Pierre Rhyner al Cádiz CF el pasado verano. Nacido en Zürich (Suiza) el 16 de marzo de 1996, el suizo-peruano firmó por tres temporadas tras alcanzar el club cadista un acuerdo para el traspaso con el Grasshopper Fussball, su anterior club. Lo hacía tras ser recomendado por Guille Abascal, que por aquel entonces formaba parte del organigrama de la dirección deportiva amarilla y ahora se sienta en un banquillo como entrenador en Italia.

En todo este tiempo, y aunque ni mucho menos ha sido titular en el once cadista, Rhyner ha sido alineado por Álvaro Cervera en el centro de la zaga. En total han sido ocho participaciones en todo el curso, siete de ellas en LaLiga y la restante en la Copa del Rey. Con estreno goleador incluido ante el Mirandés, algún fallo ante el Lugo y una expulsión en Fuenlabrada. Y siempre como central hasta que la necesidad hizo que el pasado domingo, que también comenzó en esa demarcación junto a Cala, lo hiciera como lateral izquierdo ante el Rayo Vallecano debido a la grave lesión de Luismi Quezada.

Bien es cierto que Cervera probó con este jugador de padre suizo y madre peruana en el lateral izquierdo durante un amistoso en Chiclana durante la pasada pretemporada. Ahí quedó la anécdota. El míster no contemplaba teóricamente esa opción.

Y ahí le tocó rendir el pasado domingo ante el Rayo. «De central estuve muy cómodo y de lateral fue un cambio brusco para mí, pero traté de hacerlo lo mejor posible. Costó trabajo», señaló Rhyner, quien tuvo que hacer frente a las internadas de Advíncula y Andrés Martín.

Más allá de todo eso, lo importante para Rhyner no es la demarcación. Lo fundamental para el suizo-peruano es que «por fin estamos de vuelta a la competición, de vuelta a lo bueno. El primer partido fue difícil para todos, pero hay que mejorar algunas cosas y hay que seguir trabajando».

Con la necesidad de mejorar

Sobre esta vuelta con empate del líder, Rhyner destacó: «Un empate creo que nos da para estar contentos con el resultado, aunque ahora toca pensar en el partido del jueves. Pienso que es normal un partido así después de tanto tiempo sin jugar, así que no es una excusa. Hay que estar más fuerte, más compacto, el míster tiene razón en lo que dijo».

Prefiere el defensa no pensar en exceso en los rivales: «Seguimos pensando en nosotros, en hacer nuestro trabajo y hacer lo que sabemos. Con esas cosas vamos a Soria a jugar ante el Numancia». Y allí se vivirá un ambiente similar al del pasado domingo: «Claro que nos hizo falta la afición, pues nos ayuda mucho en Carranza. De esta manera, todo el club fuimos nuestra propia afición dentro de Carranza».

Finalmente, Rhyner cree que es clave para los próximos diez partidos estar limpios de mente: «Físicamente hay que prepararse, pero también psicológicamente porque sin cabeza no va a funcionar nada. Hay que preparar cuerpo y mente, las dos cosas, para rendir al máximo nivel».

Ahí puede que vuelva a tener una nueva oportunidad. Tal vez de nuevo en el lateral izquierdo. Será una opción para demostrar que tiene sitio en el líder.