Así queda la plantilla del Cádiz CF temporada 2018-19.
Así queda la plantilla del Cádiz CF temporada 2018-19.

CÁDIZ CF

El retraso en la venta de Alvarito deja un plantel competitivo pero incompleto

El nuevo Cádiz CF refuerza su centro del campo y mejora el fondo de armario pero no encuentra el delantero goleador que se le resiste al final

Por  8:00 h.

Sensación agridulce en las oficinas del Cádiz CF tras el cierre del mercado invernal. Se ha sufrido el verano más duro de la época Pina-Cordero, en esta ocasión con el director deportivo como máximo responsable después de que el presidente Manuel Vizcaíno retirara los poderes al consejero.

La ‘guerra fría’ entre los dos principales accionistas ha perjudicado a las distintas operaciones abiertas. «No ha sido lo fluido que querríamos» dice Cervera de manera sutil, que debe tener una llaga de tanto morderse la lengua. «¿Para qué voy a hablar más?».

Cordero considera que han dado un salto de calidad con respecto a las temporadas anteriores pero queda alguna espinita. El centro del campo se ha reforzado hasta convertirse en uno de los más sólidos y equilibrados de la categoría; además, se ha mejorado la segunda unidad, el fondo de armario. Agra, Juan Hernández, Carmona, Matos, Karim Azamoum, Edu Ramos y Barco han de mejorar el rendimiento de Nico, Aitor, Carpio, Lucas Bijker, Abdullah, Jona y Barral.

Por contra, ha resultado imposible firmar al ariete que asegure una buena cifra de goles por temporada. No es una desconsideración hacia Dejan Lekic, quien se adapta bien a las demandas del míster, pero en la agenda se incluían futbolistas con más olfato, con el balcánico como complemento más que como primer espada. El mercado invernal puede abrir la puerta a ese 9 si no se solventa el problema con el gol, aunque sea una época mucho más complicada.

¿El motivo de este fiasco? En la parcela deportiva aseguran que ha sido el retraso en la venta de Álvaro García. Hasta que no se cerró la operación con el Rayo Vallecano, el club no supo de cuánto dinero disponía para apostar por una u otra incorporación. Durante buena parte del verano se superaba el límite salarial, de ahí el ‘préstamo’ del Huesca para inscribir a los fichajes. Una vez traspasado al cuadro franjirrojo, las primeras opciones (Joselu, Álvaro Vázquez, etc.) se habían esfumado. Carlos Fernández eligió Dépor y Álex Alegría se quedó en Primera.

El Cáiz CF cerraba la plantilla con diez fichajes y 14 salidas. Sin margen de maniobra hasta que se abra la ventana de enero, estos son los pros y los contras del Cádiz CF 2018-19:

A favor

Salto de calidad en la medular: El Cádiz CF se propuso a final de la pasada campaña vender a Alvarito y Salvi y mantener a Álex Fernández y Garrido. Se queda a medias pues el sanluqueño se ha quedado y sólo se ha renovado al de Barakaldo, aunque continúa el madrileño.

Además, se ha reforzado la zona ancha con un futbolista contrastado como Karim Azamoum, que jugó 30 partidos el pasado año en la Liga francesa (Troyes) y cuenta con una elogiable polivalencia. Se recupera a José Mari, inédito por lesión la segunda vuelta, y se firma a Edu Ramos por si el roteño no tenía buenas sensaciones en su regreso. Cinco hombres para dos puestos. Se les suma el apoyo de Aketxe y Perea, la posibilidad de adelantar a Álex y de retrasar a Ramos como central… Cervera cuenta con un amplio abanico de posibilidades.

Más competencia desde el banquillo. El míster cuenta con dos futbolistas por puesto excepto en el eje de la zaga (Ramos es una posibilidad pero no un central). Y, en teoría, se ha mejorado esa segunda unidad. Salvador Agra, cedido por el Benfica, tiene más galones que Nico; Carmona y Matos vienen para ser titulares y que Correa y Brian aporten desde el banco, mientras que Juan Hernández obligará a Aitor a proseguir su crecimiento en Majadahonda. En la mediapunta, Perea es el recambio de Aketxe, y viceversa. Muy apretada la zona del 10. Y Barco es el relevo de Jona. Hasta en el centro del campo, antaño intocables como José Mari o Garrido no son ahora indiscutibles.

La experiencia es un grado. El Cádiz CF cuenta con una gran ventaja sobre el resto de competidores, y es que mantiene la filosofía de los últimos dos años. Cervera es ahora mismo el más veterano. Se ha quedado la columna vertebral, con la excepción de Alvarito. Mientras los demás deben hacerse, los amarillos están rodados.

Manu Vallejo. La irrupción del canterano es la mejor noticia del verano. Ha suplido a la perfección a Alvarito (aunque no se le puede cargar con esa responsabilidad a la espalda) y es un refuerzo inesperado. Un soplo de aire fresco que crece cada día y no se vislumbra aún su techo.

En contra

Faltó el delantero goleador. Es el gran lunar de estos meses. La falta de un ‘killer’ lastró al equipo el pasado año. Ni entre los cuatro delanteros (Barral, Carrillo, Romera y Jona) llegaron a los números de Ortuño. Se confiaba en firmar a un jugador de 15 goles por año pero la demora en la venta de Alvarito fue eliminando opciones. Además, se pierden los goles del utrerano. Cervera deberá apretar aún más si cabe en defensa y que sus chicos se repartan los goles. O que Lekic y Barco multipliquen las cifras de su carrera.

No llegó el segundo portero ni el cuarto central. Cordero tenía en mente a un portero que sustituyera a Rubén Yáñez y compitiera ante un Cifuentes incontestable en estos tres años. Al final ha optado por quedarse con el chico del filial, David Gil. Tampoco se ‘pescó’ al cuarto central, así que se quedan Kecojevic, Mauro y Servando para esos dos puestos en los que se acumulan sanciones y alguna que otra lesión. Edu Ramos es el ‘parche’ que tendría que suplir esa decena de partidos que jugó Mikel Villanueva el pasado curso.

Brian que queda. No suelen fallar Pina y Cordero en la recolocación de jugadores. Sin embargo, en esta ocasión no han conseguido buscarle salida a un lateral en el que confían muchísimo (lo compraron por 500.000 euros) pero no le encaja a Cervera. Tiene calidad para ser titular a falta de confianza. En cuanto a Carpio, se le tuvo que rescindir el contrato a última hora. Aitor fue cedido al Rayo Majadahonda y Nico al Racing de Santander.

El sustituto de Álvaro es cedido y tardará en entrar. Jairo tiene la papeleta más difícil: hacer olvidar a la estrella de los tres últimos campeonatos. Misión difícil que será repartida. Es una excelente opción y el Cádiz se adelantó a Osasuna y Albacete por la buena relación de Cordero con Joaquín Vigueras. Pero no es patrimonio cadista, sino que viene cedido por el Girona y por desgracia lesionado: tardará más de mes y medio en debutar con su nuevo equipo.