Alberto Perea celebra un gol del Extremadura esta temporada.
Alberto Perea celebra un gol del Extremadura esta temporada.

Cádiz CF

¿Retornos con sabor a despedida?

Perea, Nico Hidalgo, Karim, Romera y Jauregi vuelven de sus cesiones con los deberes hechos y el futuro incierto

Por  20:28 h.

El Cádiz CF comenzará el próximo jueves 11 de julio la pretemporada. Lo hará con una plantilla superpoblada y a la que Óscar Arias debe meter la tijera cuanto antes para que cada entrenamiento de Cervera no sea un caos. Muchos son los jugadores que se vestirán de corto este jueves para comenzar a trabajar con un equipo en el que con toda seguridad no seguirán.

A las salidas previsibles de Brian Oliván, Mario Barco o Carmona se deben unir la de aquellos cedidos que cambiaron de equipo en el pasado mercado invernal con más o menos fortuna. Jugadores como Eneko Jauregi, Alberto Perea, Karim Azamoum, Dani Romera o Nico Hidalgo que han tenido un papel más que aceptable en sus respectivos destinos pero que vuelven a la disciplina de un equipo con el que tienen contrato pero a sabiendas de que tendrán muy complicado convencer al entrenador.

De todos ellos el que menos minutos ha jugado una vez partió del Cádiz CF es el almeriense Dani Romera, que se fue al Rayo Majadahonda, club con el que ha descendido. El ex del Barcelona B jugó 668 minutos en el conjunto majariego, donde fue de más a menos después de sufrir algunas molestias que le impidieron contar con la continuidad necesaria para disfrutar de los minutos que demandó sin éxito en el Cádiz CF. De hecho, el caso de Romera puede verse con algo de esperanza ya que su salida en enero fue por decisión propia ya que Cervera lo quería seguir teniendo, si bien no podía comprometerse a entregarle los minutos que el jugador, como todos, deseaba. Por tanto, o Romera ha cambiado la mentalidad y se pliega a las exigencias del entrenador, que obviamente no puede casarse con nadie, o nuevamente tendrá que buscarse un destino dado que Cervera, para lo bueno y para lo malo, no es amigo de quedarse a jugadores descontentos y como ya demostró en el pasado mercado invernal le volverá a abrir las puertas. El destino de Romera puede ser el Almería, club donde se formó y que todos los años pregunta por su situación.

Si en el caso de Romera se pueden abrir algunas ventanas a la esperanza de su continuidad, no parece así en el caso de Karim Azamoum, que ha jugado en el Elche 871 minutos aunque dejando el mismo sabor de boca que dejó a los aficionados de Carranza, es decir, muy aceptable. Sin embargo, el jugador francés se encontró en el Martínez Valero lo mismo que en el estadio gaditano y eso no fue otra cosa que una dura competencia en el centro del campo. Y si Cervera tenía a sus hombres elegidos para la medular, lo mismo le pasaba con Pacheta, que hizo uso de Karim en bastantes partidos pero nunca le brindó la oportunidad de titular en el equipo. Así pues, el mediocentro galo desmostró ser un jugador fiable y aportó bastantes argumentos futbolísticos, si bien nunca tuvo la continuidad deseada. A su vuelta al Cádiz CF se encontrará con lo mismo que dejó aunque quien sabe si una posible salida por traspaso de Álex Fernández le daría unas opciones que, a día de hoy, son inexistentes.

Y de los dos que menos han jugado a otros que sí lo han hecho. Y bien. El primero de ellos genera controversia en el club ya que se trata de un jugador que cuenta con la confianza de la dirección deportiva pero no con la del entrenador. Es Alberto Perea, de quien Óscar Arias dijo en su rueda de prensa en la que hizo balance de la temporada que seguramente no seguiría al no ser del agrado del entrenador, que prefiere un corte diferente de futbolista en su demarcación. Perea ha jugado el final de temporada en el Extremadura, donde ha sumado 1132 minutos siendo uno de los jugadores más importantes del equipo azulgrana, que gracias a su gran segunda vuelta consiguió la permanencia en Segunda. Partirá la pretemporada con el ‘no’ por delante, pero no sería la primera vez que un entrenador cambiase de opinión dependiendo de las circunstancias que pueda encontrarse en un mercado que avanza lentamente.

El segundo en destacar  hasta jugar siendo ser parte importante del éxito de su equipo es Nico Hidalgo, que ha conseguido el ascenso con el Racing de Santander. Tan bien lo ha hecho el jugador cadista que el conjunto cántabro ha pedido al Cádiz CF prolongar su cesión a cambio de un bonus económico al término de la temporada en el caso de que el racing consiga la permanencia en Segunda. De momento, el Cádiz CF no ha ofrecido respuesta por lo que se espera a que Cervera analice la situación de un jugador con el que comenzó contando en su primer año hasta dejar de hacerlo al siguiente.

Por último, está Eneko Jauregi, que ha jugado 1221 minutos en el filial del Levante, que juega en Segunda B. Su concurso en el primer equipo no se plantea pero una alternativa, en el caso de que el jugador quiera, sería dotar al filial de su experiencia en la categoría de bronce.

Todos ellos comenzarán la pretemporada como uno más en el supuesto que en estos días previos al jueves se resuelva alguna salida. No puede decirse que partirán de cero porque el entrenador ya los conoce, pero sí que será interesante ver cómo suceden los acontecimientos, por muy esperados que parezcan ahora. En el caso de estos cedidos, nunca un retorno a casa vino con tanto sabor a despedida.