El Cádiz CF no está fino en las últimas jornadas.
El Cádiz CF no está fino en las últimas jornadas.

CÁDIZ CF

Recuperar la solidez defensiva, clave para superar el bache

Un Cádiz CF irreconocible en algunas acciones puntuales en defensa pasa por su primer contratiempo de la presente temporada

Por  10:00 h.

Lógico y normal es que en una competición tan larga como LaLiga SmartBank los baches aparezcan durante la temporadas. Hasta el líder más sólido suele tener lagunas en algún periodo de los meses que dura el campeonato. Eso en una categoría tan reñida como la Segunda División española es más que habitual.

El Cádiz CF, su incuestionable líder, pasa ahora por su primer bache considerable del curso. Era cuestión de tiempo que apareciera. Ley de vida.

Los hombres de Álvaro Cervera despidieron 2019 con una sorprendente derrota en el Ramón de Carranza ante el Numancia (2-4) y en los tres partidos de 2020 todavía no conocen la victoria, aunque tampoco la derrota.

Al empate sin goles en El Toralín ante la Ponferradina se han sumado unas dolorosas tablas ante UD Logroñés (1-1) y Mirandés (3-3). Las primeras duelen porque eran ante un equipo de Segunda B y acabaron con la participación del Cádiz CF en la Copa del Rey. Las segundas por la forma cosechada, en los últimos minutos y en casa cuando se tenían dos goles de ventaja.
Además, este bache puede decirse que comenzó en el mes de diciembre con la derrota en Fuenlabrada (1-0), pues desde entonces se empató en el Ramón de Carranza ante el Elche (0-0) y sólo se pudo ganar en el Carlos Tartiere de Oviedo (0-2).

Dudas en el inicio de 2020

Tan espectacular fue el arranque liguero del Cádiz CF esta temporada que la primera plaza sigue siendo suya una semana más, pero no es eso lo que preocupa. Lo que realmente preocupa es la pérdida de identidad del Cádiz CF forjado por Álvaro Cervera desde su llegada. Un hecho que deja intranquilo al entrenador de la escuadra cadista.

No es nada habitual que el Cádiz CF haya recibido siete goles en contra en su estadio en los dos últimos encuentros: cuatro ante el Numancia y tres ante el Mirandés. Un bagaje bastante negativo para un equipo que iba camino de convertirse otra vez en el menos goleado, tal y como sucedió en su momento.

Cierto es que al Cádiz CF apenas le crean ocasiones, pero también es verdad que casi todos los disparos acaban en el fondo de las mallas. En ocasiones por despistes defensivos que dan lugar a situaciones antes imposibles, en otros casos por no saber cerrar el partido y jugar al ‘otro fútbol’ que tan necesario es en esta categoría. Tampoco se está dominando el balón parado en el área cadista e incluso Cifuentes, otrora intocable, está recibiendo críticas de un sector de la afición por no ser tan decisivo como era antes.

Además, las bajas en el centro de la zaga (Marcos Mauro, Rhyner, Cala y Fali se han perdido duelos por lesión, además de no contar con Sergio Sánchez) y en el mediocentro (Garrido y José Mari, entre otros, también han sido bajas) han podido pasar factura.

De una u otra manera, lo cierto es que el Cádiz CF necesita volver a su estilo para rematar la faena que ya ha comenzado. Los partidos sin control en ambas áreas no le benefician y, sin lugar a dudas, el mejor ataque es una buena defensa. Así lo cree Cervera y se lo hará saber una vez más a los suyos.

Si algo queda claro es que recuperar la solidez defensiva es clave para superar el bache.