Aketxe protege un balón.
Aketxe protege un balón.

Cádiz CF

RCD Mallorca-Cádiz CF (1-0) Ahogados a un minuto para el final

Primera y justa derrota en Liga de un Cádiz CF que vuelve a mostrar su peor cara como visitante

Por  0:08 h.
Mallorca
1
Cádiz
0
RCD Mallorca: Reina, Gámez, Raíllo, Xisco Campos, Salva Ruiz, Dani Rodríguez (Aridai, 62'), Pedraza, Salva Sevilla, Lago Junior, Abdón (Álex López, 83') y Castro (Stocihkov, 71').
Cádiz CF: Cifuentes, Carmona, Kecojevic, Mauro, Matos, José Mari (Karim, 76'), Edu Ramos, Álex, Manu Vallejo (Romera, 70'), Aketxe y Mario Barco (Salvi, 55').
Gol: 1-0: Álex López, (89').
Árbitro: Isidro Díaz de Mera, manchego. Amonestó a los locales Raíllo, Salva Sevilla, Xisco Campos y a los cadistas Mario Barco, Manu Vallejo
Incidencias: Partido correspondiente de la cuarta jornada de Liga.
Estadio de San Moix.

Ahogados cuando ya se tocaba tierra. Una lástima, sin duda, pero justo con el mérito de un Mallorca que se fue a por la victoria en el segundo tiempo ante un Cádiz CF que fue perdiendo la pelota a medida que se fue metiendo atrás sin juego ni fuerza. Abocados al acierto o desacierto del rival y, sobre todo, a las paradas de su portero, los de Álvaro Cervera no fueron capaces de frenar a un rival que en los minutos postreros volvía a cambiar la cara a un cadismo que de nuevo tuvo que ver como su equipo no es ni la sombra de lo que es en Carranza cuando juega fuera.

Esto acaba de empezar y no pasa nada. por supuesto, pero las sensaciones vuelven a hacer las mismas de la recta final de la temporada anterior. Cuesta la misma vida sacar adelante un partido y, para colmo, como visitante se sigue sufriendo el doble para puntuar.

Venía diciendo durante la semana Cervera que su equipo era peor fuera de casa que como anfitrión. También que, sin saber el motivo, los suyos presionaban más atrás cuando juegan a domicilio que cuando lo hacen como local. Pues bien, lo dijo tanto que consiguió que sus muchachos salieran algo más alegres al casi encharcado césped de San Moix. Pero no todo es eso porque, sabedor de ello, el Mallorca salió mejor asentado y como producto de ello cogió a las primeras de cambio a pie cambiado a un conjunto gaditano que vio como en el segundo minuto, tras una internada de Salva Ruiz y un centro pasado llegaba desde atrás el lateral Fran Gámez para empalar un balón que buscaba la escuadra de Cifuentes sin encontrarla afortunadamente.

Fueron los primeros cinco minutos los únicos en los que se notó el dominio carballón porque una vez pasado el arreón local el color amarillo comenzó a notarse. Fue Manu Vallejo el primero en soltarse y de qué manera. El chiclanero se arrancó a fuerza de zancadas dejando a tres rivales atrás hasta colarse dentro del área pequeña para meter un pase de la muerte donde tenía que estar Mario Barco para hacer el que tendría que haber sido el primero si el ex del Lugo hubiera leído bien la jugada del canterano.

Espabilado el Cádiz CF, la banda izquierda se convirtió en la gran baza de los amarillos. Y si antes fue Manu Vallejo el que buscó sin éxito a Barco, poco después fue Mato el que metía un balón con gran sentido a la posición del ‘9’ que volvió a no aparecer.

Se teme y mucho el balón parado del Cádiz CF y como consecuencia de ello los continuos ‘tiras y afloja’ que se veían dentro del área mallorquinista cada vez que Akexte se preparaba para colgar un balón. Pero no solo el vasco es un peligro a balón parado, qué va. Basta como prueba el zurda desde veinte metros que casi se cuela en la escuadra de Reina tras un zarpazo que tan pronto cogía efecto de salida como finalmente de entrada para estrellarse en el exterior del poste.

Corría el minuto 25 y el partido entre ambos equipos se endurecía por momentos. El Mallorca, aletargado desde el minuto cinco, reaccionaba tras el aviso de Aketxe a la madera y por mediación de Carlos Castro casi se adelanta en el marcador de no ser por el aguante de Cifuentes, que tapó bien el lanzamiento forzado del delantero bermellón que había conseguido colarse entre los defensores amarillos para disparar de una manera forzada. El rechace pudo llegar a los pies de Salva Sevilla, pero su compañero Abdón se le colaba en el remate para mandar el balón a las nubes.

Tanto aviso calmó a los dos contendientes, que entraron en una fase de tranquilidad en cuanto a ocasiones que no en intensidad. La banda de Manu Vallejo y Fran Gámez se convirtió en un campo de batalla entre dos jugadores que protagonizaron varios idas y vueltas notables aunque sin mucha incidencia.

Con las espadas en todo lo alto se llegó a un descanso que ambos equipos aprovecharon para descansar tras un desgaste tremendo en los primeros 45 minutos que dieron paso a otros que comenzaron los mismos hombres en una y otra escuadra.

Si igualado fue el primer tiempo, igual comenzó el segundo. Pero esta vez el primero en avisar fue el Cádiz CF trsa un centro al punto de penalti de Matos que Mario Barco casi hace excelente tras un giro bestial de cabeza con el que por poco consigue sorprender a Reina, que tras estirarse veía como el balón se iba besando su palo.

Tan solo un minuto dejó pasar el Mallorca para contestar al Cádiz CF. Y de nuevo fue por la banda izquierda desde donde Salva Ruiz metía un gran centro para que Abdón otra vez rematase alto con todo para él. De los dos equipos, fue el conjunto local el que verdaderamente daba un paso al frente. Fruto de ello llegaba otro centro, esa vez de Gámez por la derecha, que Salva Sevilla no acertaba a empalmar.

A los diez minutos Cervera tomó la decisión de sacar a Salvi por Barco dejando a Manu Vallejo en la punta del ataque. Se adentraba el encuentro en un posible correcalles y el técnico cadista sacaba a su mejor caballo, a al menos, al que tiene mejor cartel. Porque Salvi está muy lejos de su mejor versión tal y como evidenció en una contra lanzada por Aketxe que el sanluqueño no supo concretar al perder el balón en cuanto encaró a un rival al filo del área.

No pasaba demasiados apuros e Cádiz CF, pero un error garrafal en un despeje de Marcos Mauro dejaba solo a Carlos Castro, al que se le hizo la portería enana ante la salida de un Cifuentes que tapó el arco como si de una muralla se tratase. Dicha acción espoleó a los locales, que en el 63′ gozaron de una magnífica oportunidad en la que de nuevo apareció Cifuentes para salvr un mano a mano con Aridai.

Se defendía como gato panza arriba el Cádiz CF ante el cabreo de su entrenador, que vio como a los pocos minutos la velocidad de Salvi brotaba por su su banda para poner un balón raso al primer palo al que por nada llega Manu Vallejo, que pidió penalti tras una acción muy discutida.

Así las cosas, Cervera movía de nuevo el banquillo para sacar a un asfixiado Vallejo por Dani Romera a veinte del final. El Mallorca seguía a lo suyo mientras el Cádiz CF desconectaba en el peor momento posible. La defensa se dormía, especialemente Carmona, en una jugada que le pudo costar muy caro de no ser, otra vez, por la estirada de Cifuentes a un disparo de Lago Junior.

Estaba el Cádiz CF y grogui y Salva Sevilla se percataba de ello porque no paraba de filtrar pases entre una defensa superada con unos laterales que hacían agua a medida que pasaban los minutos.

Pese a todo, las contras son para el Cádiz CF una bomba de oxígeno a la que siempre se puede recurrir, incluso cuando se está en coma Y en una de ellas Salvi abría a su derecha para que Álex chutase para que Reina escupiera el balón con sus puños.

Pero esa ocasión apenas fue un espejismo porque el Mallorca volvió a la carga. Vicente Moreno buscaba la victoria a la desesperada con la entrada del tanque Álex López. Y vaya si le dio resultado. Lo dio después de que el ex de la Balona Stoichkov le hiciera un traje a Carmona en la línea de fondo para forzar un saque de esquina que fue rematado por Álex López al fondo de las mallas con el tiempo recién cumplido. Derrota más que justa de un Cádiz CF que fue perdiendo fuelle en el segundo tiempo hasta morir ahogado a un minuto del final.