Cifuentes tuvo un par de acciones providenciales.
Cifuentes tuvo un par de acciones providenciales.

Cádiz CF

Rayo-Cádiz CF (1-1) Tablas de líder

El once de Cervera saca un punto en Vallecas tras un encuentro jugado de poder a poder y con grandes dosis de experiencia

Por  23:35 h.
Rayo Vallecano
1
Cádiz
1
Rayo Vallecano: Dimitrievski, Advíncula, Saveljich, Catena, Luna (Andrés Martín, 57'), Comesaña (Montiel, 73'), Embarba, José Ángel Pozo (Saúl García, 89'), Trejo, Álvaro García y Leo Ulloa.
Cádiz CF: Cifuentes, Iza, Fali, Marcos Mauro, Espino, José Mari, Sergio González (Garrido, 63'), Salvi, Alejo (Lozano, 65'), Álex y Nano Mesa (Jurado, 74')
Goles: 0-1: Alejo (37'); 1-1: Trejo (73')
Árbitro: Javier Iglesias Villanueva, gallego. Amonestó a los locales Advíncula, Saveljich, Montiel, Andrés Martín, Trejo y Ulloa y a los cadistas Sergio González, Marcos Mauro y Lozano.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 15ª. Cerca de 500 cadistas en las gradas.
Municipal de Vallecas.

Suma y sigue. El Cádiz CF ha sacado un punto muy importante y valioso en su visita a Vallecas, donde ha demostrado ser el líder que es ya que en ningún momento los de Cervera se conformaron con el empate tras el 1-1 con el que el Rayo le inquietó durante algunos minutos de la segunda parte. El Cádiz CF sigue siendo el rey y si n sumó los tres puntos fue por el empuje de los de Paco Jémez y por la falta de puntería del Choco Lozano, que tuvo el 1-2 en su cabeza.

Cuando todo funciona se pueden hacer cambios, no miles como en Alcorcón que eso ya es un pasote, con la confianza de que todo va a seguir fluyendo. Y de qué manera se atrevió Cervera con el canterano Sergio y con otro doblete en ataque al contestar a la baja de Perea con Alejo y dando la suplencia a Lozano por Nano Mesa, que una vez más hizo méritos para ganarse más minutos de los que tiene en estos momentos.

No había pasado ni dos minutos de juego cuando el excadista Álvaro García ya había hecho una de las suyas al comprometer a la defensa cadista con un centro que buscaba el remate a bocajarro de Leo Ulloa que podría haber adelantado a los rayistas de no ser por la providencial intervención del canterano y debutante en el once Sergio González, que en lo poco que se llevaba de partido ya había aparecido en un par de ocasiones haciendo labores de destrucción.

Salió con las cosas claras el Rayo, pero si claras las tenía los de Paco Jémez, más la tenían los amarillos, que tuvieron que esperar al minuto seis para que Iván Alejo probase los guantes de Dimitrievski, que atajó sin problemas el centro del pucelano. Siguió el Cádiz CF intentándolo por la misma banda de Alejo, que de nuevo profundizó por su banda para mandar un balón envenenado al que no llegó por poco Nano Mesa.

Estaba el partido divertido. Por un lado el Cádiz CF, que viendo los espacios que le dejaba su rival corría que se las pelaba por la banda de Alejo mientras que los vallecanos trataban de domar el balón ante un rival que no para quieto. Pasado el cuarto de hora, los locales comenzaban a tener un hándicap más, su afición, o parte de ella, que no entendía que retrocediera la pelota a su portero ante la acumulación de jugadores cadistas que tapaban todas las entradas al área de Cifuentes.

Tras esa primera fase de idas y venidas, pasaron ambas escuadras a tomar el papel que se les presagiaba. De esa forma, el Rayo tocaba el balón sin excesiva profundidad mientras el Cádiz CF se colocaba para defender con un 4-4-2 muy configurado y que tanto se atraganta a tantos equipos. La posesión era del 70% para unos y el resto para otros. 

Poco a poco, como suele ser habitual en los partidos fuera de Carranza, el Cádiz CF fue durmiendo el partido, que iba de más a menos. Apenas pasaban cosas y el asunto volvía a estar como le gusta que estén a Cervera. Y no solo eso, el dominio del balón era local pero el territorial comenzaba a serlo cadista. Los de Cervera disfrutaron de varias córners antes de que en el 37′ el VAR validase un gol de Iván Alejo tras un magnífico pase a Nano Mesa, que salía en posición legal, para brindar un pase de la muerte a Alejo, que adelantaba a los gaditanos casi que con justicia táctica.

Ante este mazazo el Rayo intentó no desfallecer y comenzó a asomarse al partido a base de fútbol directo dado los problemas que tiene la zaga amarilla en los balones colgados al área, pero ni por esas. El Cádiz CF seguía creciendo sobre el campo e incluso Marcos Mauro se mostraba intachable para dejar en nada una cabalgada de Alvarito que fue reprimida seriamente por el argentino.

La victoria cadista al descanso dejaba a la grada de Vallecas enfadada a excepción de los 500 cadistas que proclamaban estar en Carnaval desde sus asientos. Como no podía ser de otro modo, los de Paco Jémez salieron más ofensivos y debido a ello Cifuentes tuvo que palmear un disparo lejano de Ulloa.

De nuevo comenzaban a pasar cositas planeadas por Cervera. El Rayo, como era normal, no tenía otra que estirarse y arriesgaba dejando espacios. Paco Jémez quitaba al lateral Luna para meter a Alvarito de lateral y acabar con una dupla atacante con Andrés Martín y Leo Ulloa.

Cervera volvía a sorprender con un cambio con el que reforzaba su ataque con Lozano para sentar a Iván Alejo.

Los cambios del Rayo surtieron efecto y cerca estuvo del empate sino por es la intervención crucial de Cifuentes, que detuvo seguro una volea de Trejo a apenas cinco metros del arquero cadista tras una jugada en la que un resbalón de Iza facilitó las cosas a Alvarito.

Y del posible empate a la posible sentencia porque el Cádiz CF también pegaba. Lo hizo primero Nano Mesa, que se batió él solito una jugada dentro del área rival para forzar un saque de esquina que acabaría rematado por Fali con su pierna izquierda para que Dimitievski atajase en el palo corto.

 

Se rompió el encuentro para enfado de Cervera, que vio como el encuentro entraba en una fase frenética en la que los suyos comenzaron a sufrir demasiado. Fue así como llegó el gol del empate tras una buena jugada de Trejo dentro del área, que tras driblar a José Mari e Iza disparó con la suerte necesaria de que Garrido desviaba el balón para batir a Cifuentes.

El gol espoleó a los rayistas, que siguieron al alza. Montiel lo intentó con un zurdado al que Cifuentes tuvo que contestar para enviar a un córner que fue rematado a la madera por Catena ante los suspiros de los cadistas, sobrepasados en esos momentos.

Pese a ello, el encuentro estaba tan roto que igual podía haber una oportunidad en un área que en otra. Y el Cádz CF también la tuvo pero el recién entrado Jurado no disparo todo lo fino que la jugada pedía. No sería la última para los de Cervera, que tendrían la victoria en la cabeza de Lozano, pero el hondureño no acertó a cabecear con todo para él una vez que Garrido peinó el saque de esquina botado por Álex.

Lejos de nadar y guardar la ropa, fue el Cádiz CF el equipo que buscó más el segundo y a punto estuvo de conseguirlo si el linier no levanta la bandera por posición ilegal de Lozano en un centro de falta que acabó rematado a gol por José Mari.

Con un Cádiz CF gestionando con habilidad la recta final del partido se llegó al final de un choque en tablas y con la impronta de un líder intratable que de vez en cuando sabe sellar tablas cuando las cosas se pueden poner más feas. Y es que este Cádiz CF tiene tablas de líder.