David Barral comenzó la temporada en Japón y ha acabado ascendiendo con el Racing.
David Barral comenzó la temporada en Japón y ha acabado ascendiendo con el Racing.

Segunda División

Un Racing de excadistas consigue el ascenso a Segunda

El técnico Iván Ania y los jugadores Nico Hidalgo y David Barral festejan el éxito con el conjunto cántabro

Por  16:07 h.

Este domingo, sobre el césped artificial del Municipal de Son Malferit, el histórico Racing se ha convertido en equipo de Plata al empatar a un gol ante el Atlético Baleares, un equipo que desde hace varias temporadas lucha por dar ese asalto a la Segunda que se le resiste. Gracias al empate sin goles en El Sardinero de hace una semana, el once dirigido por el excadista Iván Ania hizo que el gol de Buñuel empatase el encuentro y motivase el ascenso de los cántabros, donde juegan los excadistas Nico Hidalgo y Barral. El primero llegó en condición de cedido la pasada pretemporada mientras que el isleño se convertía en el fichaje estrella del pasado mercado invernal. Ambos han aportado notablemente en el ascenso del conjunto santanderino.

El Racing de Santander ha ascendido este domingo a Segunda división tras su empate en casa del Atlético Baleares (1-1) en el partido de vuelta de la eliminatoria de campeones del play off. Un éxito rubricado gracias a un gol de Buñuel en el segundo tiempo después de que Fullana hubiera adelantado de penalti a los palmesanos en el primer tiempo. Los cántabros regresan al fútbol profesional español, en el que militaron por última vez en la temporada 2014-15.

Tras el empate sin goles del pasado fin de semana en El Sardinero, Atlético Baleares y Racing de Santander se jugaban el ascenso a la categoría de plata, un objetivo conseguido finalmente por el conjunto visitante en un encuentro muy disputado. Los cántabros tardaban en adaptarse al césped artificial de municipal de Son Malferit, pero estuvieron cerca de adelantarse con un disparo lejano de David Barral que obligó a lucirse al alemnán Klaus, guardameta de los isleños.

El primer gol, sin embargo, llegaba en la otra portería. El peligroso Nuha, máximo goleador del Atlético Baleares en la Liga, provocaba antes del descanso el penalti que transformaba el capitán Fullana para poner en ventaja al conjunto palmesano.

Tras el paso por los vestuarios, el equipo entrenado por Iván Ania salía en busca del gol que necesitaban para poder ascender. El conjunto de Manix Mandiola, por su parte, se refugiaba en su área y defendía con orden, pero el Racing conseguía superar a Klaus en una jugada ensayada tras el lanzamiento de un córner. Buñuel, desde la frontal, sorprendía con un lanzamiento raso que se colaba en la portería del Atlético Baleares.

El Racing sabía sufrir para conservar el empate y terminaba celebrando su regreso a Segunda División, aunque acababa el partido en inferioridad por la expulsión de Cejudo ya en tiempo de prolongación. Un ascenso que llega cuatro días después de que la entidad cántabra anunciara a través de su presidente, Alfredo Pérez, que el club santanderino ponía fin a la deuda de 3 millones de euros que tenía con Hacienda. Después de una década, el Racing no debe un euro ni a Hacienda ni a la Seguridad Social y, para mayor felicidad, desde este domingo vuelve al fútbol profesional.

El Racing, uno de los clubes fundadores de la Liga, con 106 años de historia, regresa así al fútbol profesional tras un calvario de cuatro temporadas seguidas en la categoría de bronce en las que ha vivido varios cambios en su Junta Directiva e, incluso, se temió con la posibilidad de que desapareciera.

La alegría desbordada de los seguidores del conjunto cántabro contrastó con la tristeza y desolación en las filas del Atlético Baleares, un club que tuvo muy cerca de conquistar un ascenso que se le resiste desde hace 56 años. Abatidos sobre el terreno de juego y algunos futbolistas con lágrimas en los ojos, no había consuelo alguno para los blanquiazules, que deberán superar otras dos eliminatorias para seguir el mismo camino que el Racing. Tendrá que volver a intentarlo un club que lucha por tener más brillo y consolidarse como el segundo equipo de Palma aunque con aficionados que se enorgullecen de ser el primero por su historia e idiosincrasia en la isla.

Ficha técnica