Perea, de espaldas, y Romera celebran un gol el año pasado con el Barça B.
Perea, de espaldas, y Romera celebran un gol el año pasado con el Barça B.

Cádiz CF

¿Qué hay de nuevo, amigos?

El FC Barcelona da la bienvenida a Perea y Romera, ambos, artífices del último ascenso del filial culé

Por  20:55 h.

«Este domingo recibimos la visita de dos de los héroes del último ascenso, la temporada pasada: Dani Romera y Alberto Perea. ¡Bienvenidos a vuestra casa pero los 3 puntos se tienen que quedar en el Miniestadi!». Así fue el mensaje del FC Barcelona B en su cuenta de twitter a los dos delanteros que volverán esta mañana al Mini, pero ya con la camiseta de un Cádiz CF que luchará por ganar los tres puntos que le acerquen más aún a los ‘play off’ de ascenso a Primera en las tres jornadas que quedan de Segunda.

El problema para el equipo andaluz es que el filial azulgrana, tras su victoria ante el Sporting (2-3), vuelve a soñar con la salvación y peleará los puntos pese a las bajas por sanción de Aleñá y Ruiz de Galarreta.

El caso es que los hoy cadistas Perea y Romera dejaron muy buenos recuerdos en la ciudad condal tras su paso por el filial azulgrana, con el que la temporada pasada consiguieron el ascenso de categoría. No renovaron debido a que se les pasó la edad y no entraban en los planes del entrenador del primer equipo, pero sin duda ni los goles de Romera ni el talento de Perea se han querido olvidar en el barcelonismo.

Perea llegó al filial culé tras curtirse en la cantera del Albacete, donde debutó en Segunda en 2009 con 19 años, pronto ficharía por el Atlético de Madrid, jugando en Segunda B con su filial y estrenándose con el primer equipo en Copa del Rey. La siguiente campaña la jugaría en el Rayo Vallecano, alternando el filial hasta que José Ramón Sandoval le hizo debutar en Primera. La Llagostera en Segunda A y el Olot en Segunda B fueron sus siguientes destinos hasta su fichaje por el Barcelona B en enero de 2016, marcando 12 goles en 49 partidos, divididos en temporada y media con ascenso a Segunda el pasado mes de julio incluido. Sin duda alguna, Perea fue un jugador clave en el esquema de Gerard López, entrenador que hace poco fue destituido. Formó parte de esa panda de veteranos del equipo blaugrana, contribuyendo en gran medida a la gran campaña del equipo en Segunda B. Al agotarse el contrato, el Cádiz CF se hizo con sus servicios mientras dejaba un grato recuerdo en el club culé, que le sigue agradeciendo los servicios cumplidos.

Como también cumplió su compañero Dani Romera, que llegó al filial blaugrana después formarse en la UD Almería, donde prontó destacó, llegando a debutar con el primer equipo en Primera con tan solo 18 años. En el curso 2015-2016, el ariete firmaría su traspaso al Barça B. Durante la pasada campaña consiguió 15 goles y fue más clave aún en el ‘play off’ de ascenso a Segunda, en el que logró anotar tres goles más.

Tras su gran temporada, el Cádiz CF pagó 350.000 euros por él para las próximas cuatro temporadas. La entidad amarilla se adelantaba así al Almería, que también pujaba por el delantero.

Ambos compañeros no están teniendo mucha continuidad este año, aunque en estos momentos uno pasa por mejor momento que el otro.Si Romera comenzó siendo de la partida de Cervera hasta que fue desperdiciando las oportunidades, en el caso de Perea no ha sido hasta hace poco que ha comenzado a disfrutar de mayor continuidad tras superar varias lesiones y la apendicitis que sufrió en verano.

Ambos jugadores vuelven a un estadio donde fueron muy felices e hicieron disfrutar a la parroquia local.Qué mejor momento para volver a enchufarse al mismo tren del ascenso que ya conocieron el curos pasado.