Carlos Coello, en Ponferrada.
Carlos Coello, en Ponferrada.

CÁDIZ CF

El pundonor de Carlos Coello no fue suficiente en Ponferrada

Pese a estar lesionado, el reconocido cadista tiró de amor propio y disputó el combate ante Army Sasiprapa donde se puso en liza el Mundial WMC de Muay Thai del peso pluma

Por  12:00 h.

No pudo ser. Carlos Coello no afrontó en sus mejores condiciones físicas el combate ante Army Sasiprapa y este inoportuno hecho le acabó pasando factura. En Ponferrada (León) se ponía en liza el Mundial WMC de Muay Thai del peso pluma y el gaditano, fiel a su tesón y a sus principios, estuvo ahí pese a no llegar en su mejor momento.

Carlos Coello había abandonado la noche anterior el Hospital del Bierzo a las dos de la madrugada. Una herida en la tibia sufrida la semana anterior le pasó factura y, pese a las recomendaciones médicas, el de la Tacita de Plata no se quitó del cartel.

La lucha de Coello fue encomiable de principio a fin ante un rival que al final se hizo con la victoria. Army Sasiprapa nunca supo la lesión de su rival (el gaditano no podía golpear con la pierna derecha y sufría en los bloqueos) y no atacó su punto débil, pero se adjudicó el triunfo ante un Coello que siempre lo dio todo.

El representante del ejército de Tailandia, que pelea por el título de la casa real de su país, se proclamó campeón. Sin embargo, el cadista Carlos Coello, que se marchó cojeando, volvió a dejar muy alto el pabellón. En Ponferrada demostró otra vez su pundonor y en la mente de los suyos siempre quedará como un auténtico campeón. No es para menos.