Carrillo jugó la segunda vuelta del año pasado en el Córdoba.
Carrillo jugó la segunda vuelta del año pasado en el Córdoba.

Cádiz CF

El puente aéreo Lugo-Cádiz vuelve a activarse

Carrillo se convierte en el último jugador que defenderá los colores del conjunto gallego tras vestir anteriormente el amarillo

Por  16:59 h.

Se desconoce que unen al CD Lugo y al Cádiz CF más allá de esa triste eliminatoria en el ‘play off’ de ascenso de 2012, pero el caso es que desde entonces ambos equipos han tenido en sus filas excadistas y exlucenses, repestivamente.

Así, a bote pronto, son varios los jugadores del Cádiz CF que abordaron el Anxo Carro tras vestir la camiseta amarilla. David de Coz, Pablito Sánchez, Luis Ruiz, Josete, Manu Barreiro son algunos de los que hicieron el camino del sur al norte mientras que al revés también vinieron unos cuantos.

Algunos de ellos hay que responsabilizar a Alessandro Gaucci que hizo venir a Belencoso, Fran Pérez, Diego Garrido o José María Belforti para formar parte de dos plantillas  con las que casi se acaba en Tercera. Un equipo que, por cierto, comenzó siendo entrenado por Alberto Monteagudo, técnico que tras su etapa en Carranza entrenó el curso pasado a los del Anxo Carro, también. El último jugador que pilló el avión desde Lugo hacia Cádiz fue Mario Barco, que tras no triunfar en Carranza prueba fortuna en la actualidad en Miranda de Ebro.

Aunque este puente aéreo se ha cogido más del norte hacia el sur en las últimas fechas, prueba inequívoca de que club se hace más con los descartes del otro, no siempre fue así después de que el equipo entrenado por Quique Setién estuviese en Segunda mientras que el Cádiz Cf se seguía batiendo el cobre. Pero las cosas han cambiado y de qué forma. La prueba más clara es el último refuerzo del conjunto gallego. Y ese no es otro que el ex cadista Carrillo, que desde esta semana es nuevo jugador del Lugo

José Ángel Carrillo ya forma parte del plantel alvibermello hasta final de temporada. El delantero murciano, muy utilizado por Cervera hace dos campañas, lleva varias semanas entrenando a las órdenes de Eloy Jiménez, y llega al club lucense para cubrir la baja del lesionado Campillo.

Una vez abandonado el Cádiz CF, Carrillo intentó echar un cable en el Córdoba sin conseguir salvarlo del descenso después de jugar diez partidos en los que marcó dos goles.