Juan Carlos Cordero y Manuel Vizcaíno.
Juan Carlos Cordero y Manuel Vizcaíno.

CÁDIZ CF

El presidente le tendió a Cordero un nuevo contrato similar al de Pina

Vizcaíno intentó seducir al director deportivo con un acuerdo con cantidades similares e incluso algunos 'bonus' anteriores, pero había matices importantísimos

Por  11:00 h.

Juan Carlos Cordero firmó la renovación cuando Quique Pina tenía la firma deportiva. Su nuevo contrato le suponía un aumento de sueldo (75.000 euros más) y el 5% de la venta de los jugadores en futuros traspasos. El presidente Manuel Vizcaíno se negó en rotundo a validar esta operación, argumentando que era inasumible para el Cádiz CF. Después de que el murciano haya denunciado al club en dos ocasiones por no cumplir el acuerdo, Vizcaíno se ha visto obligado a despedirlo.

No obstante, el sevillano intentó seducir a Cordero con un nuevo contrato al término de la pasada campaña, con el objetivo de que se desligara de Pina y aceptara la posición de poder del presidente. El escrito contenía cantidades similares a las de la discordia, como reconoce el propio presidente.

«Le propuse el 1 de julio un contrato que económicamente era parecido al de Pina, pero había matices importantísimos que hacían que en su momento no se validara el mismo». ¿Mantenía la comisión de ese 5% o ese era el principal punto de desacuerto? «Sí, incluía alguno de los bonus», admite el máximo mandatario de la entidad de Carranza.

El exdirector deportivo rechazó esta oferta y de ahí que haya sido despedido por indisciplina. Queda el paso por los juzgados para que el juez decida quién lleva razón en este asunto.