Los jugadores celebran el triunfo con la afición en el Carranza.
Los jugadores celebran el triunfo con la afición en el Carranza.

Cádiz CF

¿Cómo podría gestionar el Cádiz CF la entrada de público en Carranza?

Aún por definir la cantidad de aficionados en los estadios, desde el club amarillo meditan cómo dar cabida a sus casi 16.000 abonados en estos partidos

Por  11:15 h.

Con La Liga ya reiniciada, los campos vacíos, el eco, la ausencia de sonidos, la falta de ánimos y las gradas sin público están siendo algunos de los tristes protagonistas de esta extraña vuelta de la competición liguera en España.

Una situación rara y complicada para todos. Primero para los aficionados que tienen que arrimarse a la televisión o la radio para seguir los partidos de su equipo como medio indispensable y casi único para conocer el devenir de los partidos. Una situación tan atípica que La Liga ha tomado cartas en el asunto para que España sea el primer país en tener aficionados en sus estadios del mundo tras el confinamiento.

Y es que la patronal dirigida por Javier Tebas ya tiene preparado un exhaustivo protocolo para la entrada de aficionados en los estadios. Tebas va por delante, ya tenía más que preparado en su día el protocolo para la vuelta de los equipos a los entrenamientos y para el desarrollo de los partidos. Ahora, la patronal no se va a quedar atrás y desde hace semanas tiene un desarrollo normativo para que los aficionados estén presentes en las cinco o seis últimas jornadas de este campeonato liguero.

Con el trabajo ya adelantado por parte de La Liga, Javier Tebas ha reconocido que en menos de dos semanas se reunirá con el Consejo Superior de Deportes para perfilar cómo van a entrar aficionados y sobre todo la cantidad. Y es que si en un principio se barajaba en torno a un 30% del aforo de cada estadio, ahora esa cantidad podría bajar al 15%.

Carranza y el Cádiz CF

Con todo, el Cádiz CF mira y está atento a las decisiones que tome tanto La Liga como las autoridades sanitarias. El presidente, Manuel Vizcaíno, reconocía que “si entra algún aficionado en el campo de Las Palmas, automáticamente lo hará en Carranza”, en referencia a las intenciones de su homólogo en el club canario de que entraran seguidores en el estadio de Gran Canaria.

Con esa premisa y sabiendo lo que aporta y aprieta el aficionado cadista en Carranza, el Cádiz CF quiere que sus seguidores puedan estar cerca de su equipo, siempre y cuando se pueda y lo permitan las autoridades. Es por ello por lo que el club baraja de qué forma pueden entrar sus aficionados y sobre todo cuáles. Carranza está más que preparado para cumplir con los protocolos sanitarios de entrada de personas, lo tiene todo listo en cuanto a zonas de desinfección, distancia de seguridad y muchos aspectos claves que detallan las medidas de seguridad.

Una vez sabido, queda por saber la manera de premiar a los abonados. “Van a ser los primeros en entrar en Carranza, luego los abonados y por último los abonados”, ha reconocido Vizcaíno que entiende que no se van a vender entradas para el público en general.

De esta manera, si el aforo que se defina por Sanidad es del 30%, serían entorno a 6.000 los aficionados que podrían estar en los últimos partidos de Liga, mientras que si finalmente es del 15%, serían unos 3.000 seguidores. En ambos casos, la antigüedad sería una de las claves para determinar qué abonados entrarían en los partidos de Carranza, al menos en los primeros. 

Gestionar la entrada conforme al número de carnet de socio podría ser una de las premisas a tener en cuenta por el Cádiz CF, de tal manera que se pudiera ir dando paso con cada partido a determinadas franjas de antigüedad de abonados, y así permitir que sean la mayoría de los 16.000 abonados los que pudieran estar en algún partido del Cádiz CF de los seis que restan como local.

Con todo, queda aún trabajo por delante y desde la entidad amarilla siguen pendientes de lo que se decida por parte de La Liga y el CSD, sabiendo siempre que en la lucha por el ascenso los aficionados amarillos pueden jugar un papel fundamental.